De película (3/21): Soul

Artículo publicado en revista RIE de marzo de 2021.

La chispa de la vida

¿Alguna vez te has preguntado de dónde provienen tu pasión, tus sueños y tus intereses? ¿Qué es lo que hace que tú seas… TÚ? Todo eso lo descubrimos en el nuevo y sorprendente largometraje de Pixar Animation Studios. «Soul» presenta a Joe Gardner, un profesor de música de instituto que recibe la oportunidad de su vida: tocar en la mejor banda de jazz de la ciudad.

Soul
Director: Pete Docter, Kemp Powers
País: Estados Unidos
Año: 2007
Duración: 100 minutos
Género: Animación
Dónde verla: Disney+

Cuando está a punto de cumplir su sueño, la emoción lo traiciona y un paso en falso lo lleva de las calles de Nueva York al camino que lo conduce al Más Allá. Pero Joe, convencido de que aún no ha llegado su hora y aferrado a su deseo de vivir, no va hacia la Luz y su alma acaba en el Más Atrás, un lugar de fantasía donde las nuevas almas reciben su personalidad, peculiaridades e intereses antes de ir a la Tierra.

Antes de ver la peli
Esta película habla sobre el sentido de la vida y nos ayuda a descubrir aquello por lo que realmente merece la pena vivir. Por eso, antes de verla, piensa:

  • ¿Qué cosas te hacen disfrutar en la vida en cada momento?
  • ¿Qué te gustaría ser de mayor?
  • ¿Cómo te gustaría que te recordaran los demás?

Decidido a volver a la Tierra, Joe tendrá que hacer de tutor de 22, un alma precoz que no encuentra la chispa que dará sentido a su vida, por eso ha perdido la ilusión y la esperanza de salir del Más Atrás para aventurarse, como las demás almas, en el mundo de los humanos. En su desesperado empeño por enseñarle a 22 lo maravilloso que es vivir, Joe podría acabar encontrando la respuesta a las preguntas más importantes de su existencia.

En la vida de Joe, como en la de todas las personas, hay momentos buenos y malos. Todo lo que vivimos, tal como nos muestra la peli, se va quedando en nuestro interior, aunque no seamos conscientes de ello. Nuestras experiencias van forjando el tipo de personas que somos. A veces, como le ocurrió a Joe, puede parecer que en nuestra vida no pasa nada interesante, que no es como quisiéramos o que estamos envueltos en la misma y aburrida rutina de siempre. Pero, en realidad, todo depende de cómo lo veamos. Lo que hace que nuestra vida tenga esa chispa que le dé sentido no es lo que hacemos (pues hay muchas cosas que tenemos que hacer y que no las podemos elegir), sino con qué actitud lo hacemos. El arte de ser feliz no consiste en hacer lo que queramos, sino en querer hacer lo que tenemos que hacer, es decir, verle el lado bueno e intentar disfrutar con aquello que nos toca vivir, aunque al principio no nos guste demasiado.

Dios tiene un proyecto para ti
Joe lleva toda su vida aferrado a un sueño y eso le impide disfrutar de lo que tiene en el presente. Ese es un error que Joe nos enseña a evitar: el de aferrarse tanto a un sueños que nos olvidemos de todo lo demás, creyendo que si lo cumplimos lograremos de verdad ser felices. Pero ahí no está la verdadera felicidad.

La peli nos muestra otro ejemplo, el del peluquero, que soñaba con ser veterinario, pero no se aferró a ese sueño y encontró la felicidad en aquello que le tocó vivir. Él fue feliz siendo lo que es, aunque fuera algo distinto a lo planeado.

Es verdad que tenemos que luchar por nuestros sueños y poner todo el empeño en conseguirlos, pero siempre con los pies en la tierra. Porque, al fin y al cabo, sabemos que Dios tiene un proyecto de felicidad para cada uno de nosotros y Él sabe, mejor que nadie, en qué consiste este proyecto. Por eso, la mejor manera de seguir nuestros sueños y proyectos es contar con la ayuda de Dios, pidiéndole que nos vaya haciendo descubrir qué es aquello que de verdad nos va a hacer felices.

En la peli también se nos muestra el lugar de las «almas perdidas», aquellas que viven tristes, sin ilusión, encerradas en sus propios miedos. Son personas que viven amargadas porque se centran en aquello que no consiguen o en aquello que no tienen y es como si estuvieran muertos en vida. Afortunadamente, también existen personas que quieren ayudarles a salir de ahí y devolverles la verdadera vida.

Ese es nuestro papel como cristianos. Jesús, con su vida y ejemplo, nos enseña a ser «pescadores de hombres», como les dijo a sus primeros discípulos. Y eso significa que podemos ayudar a otras personas: familiares, amigos, compañeros de clase, etc. que viven tristes, decepcionados, solos, enfadados… para que salgan a la tierra de la luz, de la alegría, de la amistad, del amor.

Después de ver la peli

  • ¿Qué es lo que más te ha sorprendido del film?
  • ¿Crees que tiene un final feliz? ¿Por qué sí? ¿Por qué no?

Un poco de fantasía
La peli tiene algunas cosas que son fantasía y que no corresponden a lo que creemos los cristianos, pero a través de ellas la peli nos enseña varias cosas. En primer lugar, no es cierto que las personas podamos empeñarnos en volver a la vida cuando nos llega el momento de la muerte. Pero sí es cierto que podemos vivir de tal modo que estemos satisfechos con nuestra vida y que esta sea casi como vivir en el cielo.

Y en segundo lugar, tampoco es cierto que nuestra alma pueda entrar en el cuerpo de otra persona o de un animal. Pero con ello, la peli nos muestra la importancia de nuestro cuerpo. No es solo algo que tengamos y que podamos cambiar, sino que forma parte de lo que somos, es decir, que si cambiamos nuestro cuerpo ya no somos nosotros, seríamos alguien distinto.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s