Tu Palabra me da vida (Domingo 24 de julio: XVII del Tiempo Ordinario)

Artículo publicado en revista RIE de junio-agosto de 2022.

Lucas 11,1-13: Pedid y se os dará

Jesús nos invita a pedir porque quiere darnos, quiere ayudarnos y hacernos el mayor bien posible. Entonces, ¿por qué muchas veces no recibimos lo que pedimos? Probablemente porque pedimos mal. Le pedimos a Jesús cosas que no tiene. Es como si tu madre cocina macarrones y, cuando ya están en la mesa, tú le pides hamburguesas. No puede dártelas, porque no las tiene. Con el Señor pasa igual, a veces le pedimos cosas que no puede darnos porque no las tiene. Él no tiene el poder de convertir en alto a alguien que es bajito, ni tiene dinero o un coche para darte. En cambio, tiene paz, bondad, paciencia, amor, todas cosas que no se pueden comprar, sino que solo pueden surgir de un corazón bueno como el de Jesús.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s