Con ganas de conocerte (cartas de san Manuel) (06/22)

Artículo publicado en revista RIE de junio-agosto de 2022.

¡El día de tu Corazón ya está aquí!

Si te preguntara cuál es tu día del año favorito, ¿qué me dirías? Tal vez estés pensando en el día de tu cumpleaños, o el día de Navidad, o el día que ganaste algún premio, o cuando nació tu hermano… ¡pueden ser tantos! Vamos a ponerle un poco más de dificultad a la pregunta, ¿cuál crees que era el día favorito de san Manuel?, ¿lo tienes? Estoy segura de que acertaste y si no fue así, imagino que te habrás acercado mucho a la respuesta correcta.
Vamos a dejar que él mismo nos lo cuente. En su libro Florecillas de Sagrario nos dice: «Dos días del año solamente lamento no ser poeta: el día 8 de diciembre, día de nuestra Madre Inmaculada y el día de tu Corazón. ¡Día de tu Corazón! En este día quisiera yo ser cantor, músico, poeta, orador y escritor para decirte y decir al mundo entero del modo más bonito, dulce, bello, conmovedor, solemne y vibrante lo que de Ti y para Ti pienso, quiero y siento».

Fíjate que nos habla de dos días, pero nos vamos a quedar con el segundo: el día del Corazón de Jesús. Tanto le gustaba este día que lo estiraba lo más posible, hasta el punto de convertirlo en un mes entero: el mes del Corazón de Jesús. Y como no podía ser de otra forma, en sus cartas se refiere a este mes en muchas ocasiones. Vamos a ver algunas de ellas.

Un mes y un nombre
Si había algo que caracterizaba en este mes a san Manuel, es que no quería quedarse quieto, es decir, buscaba todos los modos posibles de demostrar a Jesús su amor, como buen enamorado, y por supuesto, también se las ingeniaba por encontrar la manera de contarle a todos que en la Eucaristía tenemos con nosotros al Amor más grande.

A una de sus destinatarias, que precisamente se llamaba María del Sagrado Corazón, le escribe:

«Esta carta va de felicitación de mes y de día. ¿Cómo harás muy buen mes del C. de Jesús? Viviendo tu nombre de Religión: Siendo María de, para y como el Corazón de Jesús.

De: no te perteneces; felizmente eres de Él. Que Él solo mande en ti; no nervios, ni caprichos, ni inclinaciones, etc.

Para: el término de tus acciones no puedes ser tú, ni tus cosas, comodidades, holganza, prestigio; su gloria, la de Él solo.

Como: a estilo de Él como lo retrata su Evangelio, como vive en su Eucaristía, callado, oculto, sacrificado.

¡Qué buena felicitación la tuya a Él en ese día si lo felicitas con una vida o intento de vivir así!»

¡Qué bonito! Felicitar a Jesús en su día y en su mes con la propia vida, es decir, siendo cada día más semejantes a Él, y qué mejor manera que empezar por nuestro propio nombre. ¿Lo has pensado alguna vez?, ¿sabes lo que significa tu nombre? Puede que esta sea una buena tarea para junio, buscar el significado de tu nombre y vivirlo a tope, con el deseo de ser más parecido a Jesús.

Felices con Jesús
Si la primera propuesta que analizamos, la del nombre, era divertida y original, esta que vamos a ver ahora no lo es menos: sentirnos muy felices en este mes, porque Jesús es feliz. Tal como lees: ¡Jesús está feliz por ti, por tu vida!

Así se lo decía san Manuel a otra de sus destinatarias, María Sagrario del Corazón de Jesús:

«Supongo que estarás pasando un mes del Amo triunfal; así lo deseo y pido. Quisiera que entre otros frutos, sacaras este: sentirte muy feliz porque Él lo es. Bueno es vivir olvidada de sí y hasta gozarse en la humillación y en el padecer; pero se completa con ese gozarse en lo bueno, feliz, perfecto y rico que es Él. Inculca esto mucho en tus ovejas; esto es: sacarlas de sí para meterlas en Él».

Fíjate qué curioso lo que nos dice en esta carta. En ella san Manuel nos invita a llenarnos de la alegría de Jesús, es decir, mirarlo mucho a Él, disfrutar de su cercanía, de su cariño, de sus cuidados, de la belleza de su vida, de sus milagros, de sus misterios… porque todo eso acontece hoy. Aquí y ahora está a tu lado y camina contigo, ¿necesitamos algo más para estar alegres?

Ya nos vamos despidiendo hasta la próxima y lo hacemos con un saludo y la bendición de san Manuel, que deseo te llene de alegría durante este mes y todos los que están por venir:

«En este mes del Amo pido para ti que seas muy de, como y para Él y solo Él. Que Él te siga protegiendo y cuenta siempre con las oraciones y el cariño de tu afmo. Padre in C.J. que te bendice».

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s