Cien por cien eucarísticas (05/22)

Artículo publicado en revista RIE de mayo de 2022.

No termina, ¡más bien empieza!

Si, además de lector de esta revista, formas parte de algún grupo RIE, de otra rama de la Familia Eucarística Reparadora, o conoces a las Misioneras Eucarísticas de Nazaret, seguro estás al tanto que el 3 de mayo han clausurado el Jubileo que estaban viviendo con motivo de los primeros cien años de vida de la congregación. Pero, ya sabes… cuando una puerta se cierra, ¡siempre se abre una ventana!

Algo así, pero de manera más formal es lo que la Madre general de las Misioneras Eucarísticas de Nazaret escribió a cada una de las Hermanas Misioneras Eucarísticas de Nazaret. En una carta les decía que concluir los festejos del centenario no significa que algo haya terminado, sino que durante este tiempo (el Jubileo duró dos años) Jesús nos había regalado un corazón nuevo y renovado, un corazón más generoso y más misericordioso. ¡Y ahora es cuando comenzamos a usarlo!

Templos jubilares
Desde el 3 de mayo de 2020, que es cuando comenzó el Jubileo, cuatro iglesias (parroquia de Palomares del Río, en Sevilla; parroquia San Pedro en Huelva, Santuario de Ntra Sra. de la Victoria en Málaga y catedral de Palencia) y todas las capillas de la congregación se convirtieron en «Templos jubilares», de tal forma que quienes se acercaban allí a rezar recibían de una forma nueva la misericordia de Dios. Estarás pensando, ¿pero Dios no es muuuuy misericordioso siempre? ¡Por supuesto! Pero los que a veces no nos terminamos de creer su amor somos nosotros!

Siempre celebrando
Es por este motivo que la Iglesia cada cierto tiempo celebra acontecimientos especiales. Quizás recuerdes, por ejemplo, que 2016 fue el Año de la misericordia. También aquel año el papa y la Iglesia predicaron la misericordia de Dios con una ilusión nueva. Más aún, 2025 será nuevamente un año jubilar, pues celebraremos esos mismos años del nacimiento de Cristo.

Celebrar un Jubileo, como veníamos diciendo, no es como festejar un simple aniversario, que vamos a una fiesta con gente conocida, comemos, bailamos y en un cierto momento se acaba la música, regresamos a casa y listo. Es mucho más que un momento agradable. Porque la alegría (es decir, el júbilo, de donde proviene la palabra «Jubileo») que hemos experimentado y compartido no provienen de nosotros mismos o de la buena compañía sino de Dios mismo. Es Dios quien se alegra con nosotros, quien come (¡nos invita a su mesa de la Eucaristía!, el mejor de los banquetes), quien sonríe, quien nos sana y nos perdona.

De esta forma, un Jubileo que concluye (como el de las Misioneras Eucarísticas) es, en realidad, empezar a vivir el amor, la entrega y la alegría misma, de una forma nueva y renovada. En este tiempo hemos visto que no somos perfectos, que somos pecadores y si mil veces caemos, mil veces encontraremos la mano tendida de Dios que nos levantará; hemos visto que su rostro es el de la misericordia y la paz; hemos comprobado que su amor es como contagioso y que a través nuestro puede llegar a muchas personas, sobre todo a quienes más lo necesitan.

¡Aún estás a tiempo!
¿Has celebrado tú este Jubileo o algún otro? Seguramente sí, aunque quizás no hayas caído en la cuenta. Por eso mismo, tenemos dos invitaciones para ti: la primera, piensa e intenta recordar si este último tiempo has vivido algún Jubileo y quizás no caíste en la cuenta de ello (por ejemplo, si en estos dos últimos años has visitado alguna capilla de las Misioneras Eucarísticas de Nazaret). Segunda invitación: si estás seguro que no, pregunta (personalmente o por mail) a alguien que sepas que sí lo ha celebrado y hazle una mini-entrevista para que te cuente qué ha significado para ella vivir este Jubileo. Por cierto, desde Revista RIE ¡estaremos encantados de responder a tus preguntas! Puedes escribirnos a rie@revistarie.net. Lo más maravilloso de Dios es que para Él siempre es buen momento para amar y abrazar a sus hijos.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s