Tu Palabra me da vida (27 de marzo: IV Domingo de Cuaresma)

Artículo publicado en revista RIE de marzo de 2022.

Lucas 15,1-3.11-32: Este hermano tuyo estaba muerto y ha revivido

Un año más nos encontramos con la parábola del Padre misericordioso y los hijos malcriados. El pequeño porque no sabe lo que tiene y lo derrocha sin sentido, hasta perderlo todo, incluso su dignidad. El mayor, que tampoco sabe lo que tiene, no disfruta de estar al lado del Padre, sino que se compara, deseando la vida que escogió el pequeño y no animándose a vivir la suya propia. El Padre bueno es el mediador entre los dos, el que intenta que los hijos vivan como hermanos. «Este hermano tuyo estaba muerto y ha revivido», le dice al mayor, invitándolo a que él también deje de estar muerto y reviva a la alegría de estar en casa.

Reflexión de «Rezando voy» para este día.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s