Tu Palabra me da vida (20 de febrero: VII Domingo del Tiempo ordinario)

Artículo publicado en revista RIE de febrero de 2022.

Lucas 6,27-38: Sed misericordiosos como vuestro Padre es misericordioso

Este domingo se nos invita a ser misericordiosos como nuestro Padre es misericordioso, es decir, se nos pone el listón muy alto. Pero, a la vez, se nos dice que nuestro corazón se puede parecer al de Dios, podemos llegar a tener sentimientos como los suyos, por lo menos ¡Jesús así lo cree! Dios, nuestro Padre, nos tiene misericordia porque nos conoce, porque sabe cómo somos por dentro y, por eso, puede entender la miseria que tantas veces nos gana y nos hace ser malas personas. Te propongo que cuando te encuentres con alguien que no te cae bien o te ha hecho algún daño, intentes parar tus sentimientos negativos y pensar «¿cómo ve Dios a esta persona que es capaz de tener misericordia con ella?». Pídele a Jesús que te ayude a modelar tu corazón para que se parezca cada vez más al de Dios.

Reflexión de «Rezando voy» para este día.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s