Melodías que acercan a Dios (02/22): Nuestra vida en tus manos

Artículo publicado en revista RIE de febrero de 2022.

Nuestra vida en tus manos

No voy buscando canciones religiosas, pero a veces ellas me encuentran a mí y, de vez en cuando, nos vienen muy bien. Esta vez me han recomendado un tema que se ha realizado con motivo del Año vocacional arquidiocesano de Santa Fe (Argentina). Se titula «Nuestra vida en tus manos».

Como podéis imaginar, no cuesta mucho encontrar algo que nos acerque a Dios en una canción que pretende justo eso desde el primer verso y más aún, yo diría que desde la primera nota. Es una instrumentación elaborada y rica, pero que consigue resaltar muy bien la letra. Y es que la introducción despierta nuestra atención y prepara nuestra escucha con la guitarra que entra con un rasgueo suave y lento para puntear una melodía a continuación.

Empieza entonces la letra con una solista que inicia la estrofa, al poco, se une otra cantante y el oboe haciendo otra voz. Cuando entra el estribillo ya tenemos al coro al completo y al resto de instrumentos, pero también entran progresivamente. La letra se escucha con perfecta claridad.

Lo importante: que se llevan bien
Finalizada la primera estrofa la flauta nos prepara y acompaña a la segunda en la que el protagonismo pasa a las voces masculinas. Tras el segundo estribillo otro puente instrumental nos lleva a la tercera estrofa que protagoniza el coro infantil. En mi opinión lo mejor de la canción es que música y letra se llevan bien, se refuerzan. He comentado tantas canciones en las que una parte roba el protagonismo a la otra que admiro las que no solo lo comparten sino que se refuerzan. También demasiadas veces una interpretación coral hace que se entienda peor, ¡y aquí se entiende perfectamente cada palabra!

El vídeo musical también es precioso, la mayor parte del mismo vemos la interpretación musical en la Basílica Nuestra Señora de Guadalupe. Es un lugar especial en la arquidiócesis de Santa Fe (Argentina) por estar dedicado a su patrona. Se trata de un templo monumental neogótico que se terminó de construir en 1910, pero con una interesante historia que se remonta dos siglos atrás. Entonces un sacerdote mercedario llevó una imagen representando la aparición de la Virgen de Guadalupe en un oratorio familiar. Era una sencilla lámina, pero muy pronto empezó a ser venerada por los vecinos.

Las secuencias de inicio y final del vídeo nos muestran el hermoso exterior del templo. Una vez comienza la música, la imagen es bastante fiel a lo que se oye y aunque sepamos que no es un directo crea muy bien esa ilusión con una precisa sincronización.

Música y vida cotidiana
Podemos ver alguna secuencia a blanco y negro en el estudio de grabación que nos revela cómo debió ser el proceso. Escenas más o menos cotidianas se intercalan con las de los músicos aludiendo a partes de la letra. Más que tratar lo mismo que la letra lo que hacen es completarla. Es significativo que en la última estrofa no tenemos esas imágenes de la vida, sino al coro infantil, subiendo al camarín de la Virgen y dejando sobre el altar unas flores como ofrenda.

Las imágenes que salpican el vídeo ayudan mucho a entender y sacar jugo a la letra mientras sus versos nos traen mucho de la Palabra de Dios. Empezamos por el tesoro en vasijas de barro, del que habla san Pablo en su segunda carta a los corintios. Seguimos con referencias al campo, la semilla, el trigo… que nos recuerdan tantas comparaciones que pone Jesús. Pasan por mi cabeza desde la parábola del sembrador a la de la cizaña, pasando por la petición que nos manda hacer para que envíe más obreros o cómo el Reino se parece a la más pequeña de las semillas («¡semillita y misterio!»); pan, hambre («¿quién habrá de saciarlos?»); que parece pedir la respuesta de Jesús: «dadles vosotros de comer». Y siguen muchas más: pan y vino, luz que se pone en lo alto para alumbrar, la salida de la esclavitud de Egipto… Imágenes en las palabras e imágenes en el vídeo que las acompaña: algunas de momentos de la vida, otras de sacramentos y otras de servicio.

Maravilloso collage
Es interesante ir mirando unas y otras por separado, pero lo mejor es alejarnos después para mirar el conjunto. ¿Habéis visto esos montajes que uniendo muchísimas fotos forman otra imagen mayor? Pues al hacer eso con la canción vemos reflejada nuestra limitación y necesidad frente a la providencia de Dios, sus grandes planes para nosotros, su ayuda y su llamada a que colaboremos con Él: amar y ofrecernos. Nuestra vida en tus manos, título e idea principal que repetimos, significa a la vez que sabemos que nuestra vida está en manos de Dios, que deseamos que esté ahí y que estamos dispuestos a responder en consecuencia. De todo esto es ejemplo María y, mientras veo el vídeo, deseo unirme a ese gesto de dejar flores junto a Jesús y junto a su Madre.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s