¡Siempre con vosotros! (02/22)

Artículo publicado en Revista RIE de febrero de  2022

Orar cuando empiezas algo nuevo

Vamos adentrándonos en un nuevo año y en él, estamos empezando una nueva sección. Pero cualquier momento es bueno para empezar algo. Piensa en tu día a día: seguro que se te ocurren muchas ocasiones en las que tienes que comenzar: despertar a un nuevo día, retomar las clases, empezar a estudiar, a entrenar,…

Cada vez que iniciamos alguna actividad, un tiempo nuevo, una nueva etapa en nuestra vida, Jesús quiere estar ahí. También está presente cuando conocemos a alguien nuevo: un amigo, un profesor, un compañero de clase, un nuevo grupo… Jesús disfruta viendo cómo nos queremos y nos cuidamos unos a otros, como Él nos enseñó.

Nos viene muy bien pararnos a pensar en esto y preguntarnos cómo lo vivimos. Y tú, ¿te das cuenta de que Él se hace presente en cada momento? ¿Qué es lo que haces para contar con Él?

Presencia espiritual
Ya sabes que una manera de contar con Jesús es visitándole en el Sagrario, contándole todo lo que haces, escuchándole a través de su Palabra. Pero no siempre tenemos la oportunidad de ir a una capilla, ¡al menos físicamente!

San Manuel era muy consciente de esto, por eso nos habla de dos maneras de acompañar a Jesús en la Eucaristía. Lo podemos hacer físicamente, participando en la Misa y visitándole en el Sagrario, pero también lo podemos hacer espiritualmente. San Manuel, en su libro El abandono de los Sagrarios acompañados, nos anima a «trabajar, andar, descansar, reír, llorar de cara al Sagrario, como si se estuviera ante él».

Jesús, además de quedarse en el Sagrario, entra en nuestro corazón cada vez que le recibimos en la Eucaristía. Así es como Él puede estar con nosotros cada segundo de nuestra vida, como decíamos el mes anterior. Por tanto, nosotros también podemos estar siempre en su presencia, haciéndolo todo «de cara al Sagrario», es decir, contando con Él en todo lo que hacemos. Esto nos ayuda a recordar el objetivo de esta sección: darte pistas para encontrarte con Jesús en todo, es decir: ¡orar en todo momento, también cada vez que vuelves a empezar!

«Pide y se te dará»
En cada nuevo comienzo puedes acordarte de Jesús y recordar su Palabra: «Pedid se os dará» (Mateo 7,7). Te invito a hablar con Él y pedirle que te enseñe a estar atento a su presencia, escuchar qué quiere decirte, dejarte ayudar por Él.

También puedes pararte a pensar qué es lo que necesitas en ese momento: quizás ánimo para levantarte de la cama, constancia en el estudio, fortaleza para dar lo mejor de ti mismo, consuelo si has tenido que dejar algo o alguien atrás y lo echas de menos… piensa qué regalo de Jesús te gustaría tener en ese momento y pídeselo, con la confianza de que Él te escuchará.

De la mano de María
San Manuel nos dejó una oración a María muy bonita, que nos puede servir para contar con Jesús cada vez que empezamos algo nuevo. Esta oración está en el libro Mi comunión de María. En ella le pedimos a nuestra Madre que nos ayude a acordarnos de Jesús.

Cuando la oración dice «trabajar», podemos cambiar esa palabra por eso que vamos a comenzar, por ejemplo: estudiar, comenzar una clase o un examen, hablar con alguien… y muchas cosas más que seguro que se te ocurren.

Al lado de trabajar pone «por tu Jesús». La oración nos invita a hacer las cosas por Él, recordando su manera de vivir y las palabras que nos enseñó. Más adelante habla de recordar que «me pide, me espera y me echa de menos en su Sagrario». Es decir, aunque en ese momento no estemos en una iglesia ante Jesús Eucaristía, Él nos está esperando y está pendiente de nosotros, así como nosotros estamos pensando en Él. Es más: Él está con nosotros. En la oración le pedimos a María que nos recuerde todo esto. Es la presencia espiritual de la que nos habla san Manuel.

Manos a la obra
Fíjate en la imagen que acompaña a este artículo. ¿Qué ves? Un chico mira hacia el cielo, y esto nos invita a mirar a Dios. Es una propuesta a «mirar al cielo» en cada nuevo comienzo, es decir, a empezar siempre con Jesús.

Escribe la oración en un papelito que puedas llevar siempre a mano. Te invito a rezarla al empezar las cosas que son más importantes para ti. ¡Ya verás cómo te la aprendes! Quizás, poco a poco, te vayas acordando de ella casi sin darte cuenta.

Esto te ayudará a tener presente a Jesús, a contar con Él, a ofrecerle tu trabajo y confiar en que Él te dará lo que más necesites.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s