Cien por cien eucarísticas (12/21)

Artículo publicado en revista RIE de diciembre de 2021.

Un lugar para cultivar la amistad con Jesús Eucaristía

Cuando Jesús nos invitó a seguirle como Misioneras Eucarísticas de Nazaret, nos llamó, en primer lugar, para vivir en comunión con Él. Y es Jesús mismo quien nos ayuda a entender esta llamada: «el que permanece en mí, y yo en él, da mucho fruto, porque separados de mí, no podéis hacer nada» (Jn 15,5).

En estas pocas palabras Jesús nos revela el éxito de nuestra vida: permanecer muy unidos a Él. Y añade: «separados de mí, no podéis hacer nada». El mensaje es claro, y el objetivo lo alcanzaremos si caminamos de su mano.

Él nos llamó
Para caminar en el sentido indicado por las palabras del Evangelio, en la vida de Nazaret ocupa un lugar central la amistad con Jesús Eucaristía, pues todo parte de Él: la iniciativa de la llamada, la perseverancia en el camino, la fuerza de la fraternidad, el envío a la misión y la alegría en el servicio.

Las Misioneras Eucarísticas de Nazaret somos enviadas a unir caminos de encuentro entre los hombres y mujeres de nuestro tiempo, con Jesús Eucaristía, a crear ocasiones para redescubrir la amistad que Jesús Eucaristía nos brinda a todos, para estar con Él allí donde está más solo, para sintonizar corazones que vayan al mismo ritmo del suyo.

En la llamada que hace Jesús hay un punto muy importante: primero se dirige a quien llama y luego envía a los que ha llamado. San Manuel González definía este proceso como «la elaboración del Apóstol». Para nosotras, las Misioneras Eucarísticas de Nazaret, el lugar para seguir este proceso es Nazaret. Recordemos los escritos de san Manuel, que pueden ser de ayuda también para cada uno de vosotros que estáis leyendo estas líneas: «“Y los llamó Apóstoles para que estuvieran con Él y para enviarlos a predicar” (Lc 6,13). Consideradas estas palabras, se verá que en realidad esas dos cosas no son más que una: ir a predicar estando con Jesús, o más breve, ir haciendo de Jesús».

«Estar con Jesús»
Sobre este verbo nos habla también otro texto del Evangelio y san Manuel nos acerca el relato de una forma muy amena. Dice así: «Recordáis la terminación de aquel encantador diálogo de los dos primeros discípulos con Jesús: –“¿En dónde vives, Maestro?”. –“Venid y ved”. “Fueron y estuvieron con Él todo el día” (Jn 1, 38-39). (…) Pues bien, ya no es un día el que van a estar con Jesús sus primeros apóstoles, sino muchos días y muchas noches….; van a estar con Jesús, van a comer a su mesa, a dormir bajo el mismo techo….; se sentirán bañados por sus miradas bondadosas».

A nosotras, las Misioneras Eucarísticas de Nazaret, nos ocurrió lo mismo que a los primeros discípulos, cuando descubrimos dónde vive Jesús, le seguimos y nos quedamos con Él. Y en Nazaret encontramos una comunidad de Hermanas que había descubierto lo mismo, ¡qué maravilla! Queremos que sea Él quien nos enseñe a ser sus Misioneras, las que Él ha llamado para anunciar su amor entregado en la Eucaristía.

¡¿También yo?!
Quizás puedas pensar que esto de que Jesús llame a alguien para que lo siga es algo de otro tiempo, como de hace 2.000 años, como los apóstoles. O que sea cuestión de unas pocas personas un poco raras… ¡Nada más alejado de la realidad! Si conoces a alguna Misionera Eucarística, en primer lugar, sabrás que es algo que ocurre en nuestros tiempos.

Pero seguir a Jesús y estar con Él no significa que sea algo exclusivamente reservado para unos pocos. ¡Al contrario! Jesús sigue llamando a jóvenes para que unan sus vidas en el matrimonio…, sigue llamando a misioneros que anuncien su palabra a los demás… sigue llamando a ancianos para que con su serenidad, sabiduría y paciencia sean rostro visible de Dios y… ¡también a ti, como a los primeros discípulos, Jesús te dice: «Venid y ved». No dudes en responder como lo hicieron ellos, que «fueron y estuvieron con Él todo el día». ¡Verás qué bien se está junto a Jesús!

Más aún, es muy buena idea que, cuando te decidas a responderle, invites a algún amigo o conocido a ir a saludar a Jesús. ¡Se alegrará muchísimo de veros por su Sagrario!

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s