Cien por cien eucarísticas (10/21)

Artículo publicado en revista RIE de octubre de 2021.

Marías como María

Al principio, cuando san Manuel González inició nuestra congregación en Málaga, nos llamó «Marías Nazarenas». ¿Por qué nos puso este nombre? Porque estamos llamadas a seguir a Jesús como lo hizo la Virgen y las Marías del Evangelio, con amor y fidelidad. Además, haciéndolo todo al estilo de la familia de Nazaret.

En la vida de san Manuel González la presencia de María era muy importante y significativa, pues siempre se sintió unido a ella: desde pequeño hasta el final de su vida. Ella fue su referencia para aprender a orar, seguir a Jesús, ser fiel a lo que Dios le pedía cada día, ser fuerte cuando vivía una situación difícil, ser humilde, confiarse en las manos de Dios y estar siempre al servicio de los que lo necesitaban, sobre todo de los pobres y olvidados.

Para él, María era la Inmaculada y la abogada, porque nos protege y cuida siempre. Ella es quien intercede por nosotros ante Dios, pues es la mediadora de todas las gracias que necesitamos para seguir a Jesús. Por ello, él acudía siempre a la Virgen, dedicándole hermosas jaculatorias como esta: «Madre Inmaculada enseña a mis ojos y a mi alma a buscar en tu Jesús, el Corazón con que me ama».

Este amor a la Virgen quedó muy grabado en la nueva congregación, y nuestro fundador quiso que las hermanas Misioneras Eucarísticas de Nazaret llevemos el nombre de María antes o después del nombre de Bautismo. Ella es nuestra protectora, esto significa que es madre, maestra y modelo.

Madre
Ella es Madre de Cristo Eucaristía y también nuestra madre, que nos ama con una especial ternura. ¿Os acordáis de las palabras de Jesús a su discípulo amado san Juan? Le dijo: «Ahí tienes a tu Madre», y en ese momento nos la entrega también a nosotros.

Maestra
Es maestra porque de ella aprendemos en la escuela de Nazaret una vida de oración, sencillez, alegría, trabajo y evangelización. Además, nos guía a Jesús Eucaristía y nos enseña a andar y vivir por el mundo al estilo de Jesús.

Modelo
Es nuestro modelo porque ha confiado su vida en las manos de Dios, viviendo cada día muy unida a Jesús y dejándose guiar por el Espíritu Santo.

Muy cerca de Jesús
Como María, que vivía atenta a la Palabra de Dios y con gran docilidad al Espíritu, y como las Marías del Evangelio, que seguían a Jesús y estaban atentas a todas sus necesidades, así también cada Misionera Eucarística de Nazaret está llamada a vivir esa misma familiaridad con Jesús Eucaristía.

Viviendo así, muy unidas a Jesús, siendo fieles y entregadas, se abren caminos para que Él sea cada vez más conocido, amado e imitado. Llamadas a eucaristizar el mundo, las Misioneras Eucarísticas de Nazaret caminamos de la mano de María, a su estilo vivimos en Nazaret y con ella llevamos a Jesús a todos los lugares a los que somos enviadas, a cualquier parte del mundo (¡tenemos comunidades en 9 países!).

María es también tu madre, maestra y modelo, como lo fue de nuestro gran amigo san Manuel. ¡Hazle un lugar en tu vida! Con ella y como ella camina al encuentro de Jesús, y escucha bien las palabras que pronunció en las bodas de Caná: «Haz lo que Él te diga!», siempre, siempre.

¡Hasta la próxima!

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s