Cien por cien eucarísticas (4/21)

Artículo publicado en revista RIE de abril de 2021.

Las dos caras de una medalla: Nuestro carisma y misión

En el año 1910 san Manuel González inició, por inspiración del Espíritu Santo, la Obra de laicos de la Familia Eucarística Reparadora, y, con el paso del tiempo, pensó en una medalla que identificara a los miembros de la Unión Eucarística Reparadora.

Dando pasos firmes, cada uno cuando la hora de Dios lo iba indicando, la Familia Eucarística se iba agrandando, y su fundador mantuvo la idea de que todos los miembros laicos adultos lleven la misma medalla. Más tarde, en el año 1921, al fundar a las Misioneras Eucarísticas de Nazaret tuvo la genial idea de que también ellas lleven esa medalla, y que reciben cuando hacen la Profesión temporal.

Surge espontánea la pregunta: ¿por qué una misma medalla? Por una sencilla razón, porque todos, si bien en estados de vida distintos (laicos o consagrados), compartimos el mismo carisma y, por tanto, somos enviados a la misma misión.

Verdadera catequesis
Seguramente has visto de cerca esta medalla de la que estamos hablando en alguna Misionera Eucarística de Nazaret. Como toda medalla, tiene dos caras. Cada una de ellas es una verdadera catequesis sobre el carisma. ¿Vamos a descubrirlo?

Por un lado está representado el Calvario: Jesús en la Cruz, acompañado por su Madre, María, las santas mujeres (María Magdalena, María Cleofé y María Salomé), de las que siempre siguieron a Jesús, y el discípulo fiel, san Juan Evangelista. Por el otro lado tenemos un Sagrario con sus puertas abiertas que nos deja ver el copón descubierto con el Corazón de Jesús. En ambas caras hay algo en común: Jesús solo y abandonado por los hombres de su tiempo.

Empecemos por la cruz: Jesús solo, abandonado por sus discípulos más cercanos, encontró la compañía fiel de quienes decidieron seguirle y estar a su lado, incluso en el momento de su muerte, ellos son, como ya hemos dicho, su madre, la Virgen María, las tres Marías y el discípulo amado. Ahora pasemos a la otra cara: el Sagrario, donde Jesús está vivo en la Eucaristía y muchas veces se encuentra también solo, olvidado por sus amigos. ¡Por eso te espera a ti! Podemos decir que la situación de soledad que Jesús vivió en la cruz, hoy se sigue repitiendo en su vida eucarística, en muchos Sagrarios del mundo.

¡Apúntate tú también!

San Manuel González nos invita a cada uno de nosotros a estar cerca de Jesús, a ocupar nuestro puesto junto a Jesús en la Eucaristía, a imitación de la Virgen, las tres Marías y el discípulo amado. Nos invita a estar cerca de quien entregó su vida por nosotros en la cruz y la sigue entregando cada día en la Eucaristía. Nos invita a ser los misioneros de esa presencia, misioneros que entregan su tiempo para «estar» con Jesús y que están dispuestos a salir a «anunciar» a Jesús a los demás, a los cercanos y a los lejanos.

Una pregunta, ¿te has encontrado alguna vez con un Sagrario abandonado, o sea, un Sagrario donde Jesús está solo? Bueno, tal vez no lo recuerdas. Te invito a visitar algún Sagrario y contemplar lo que allí te encuentres, describe la situación, pero sobre todo mira Quién vive en ese rinconcito de la parroquia. Allí te encontrarás con Jesús vivo, que espera tu cercanía y el calor de tu presencia, como lo hicieron esos valientes discípulos al pie de la cruz.

Ahora, después de visitar a Jesús en la Eucaristía, seguramente que puedes tú también afirmar que las dos caras de esta medalla resumen muy bien la vida de un Jesús que sigue entregando la vida por ti y por mí, por todos.

Antes de despedirnos, ¿puedo hacerte otra invitación? Cuando te encuentres con una Misionera Eucarística de Nazaret, que lleva esta medalla como signo de la consagración a Jesús en su vida eucarística, pídele que te cuente su significado y tal vez algún otro detalle. O… después de haber leído estas líneas, tal vez eres tú, si te atreves, quien le puede contar a ella el significado de la medalla con todos sus detalles. ¡Estará encantada de escucharte!

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s