Tu Palabra me da vida (domingo 14 de marzo, IV de Cuaresma)

Artículo publicado en revista RIE de febrero de 2021.

Juan 3,14-21: Dios envió a su Hijo para que el mundo se salve por él.

Avanzamos cada vez más en este tiempo de Cuaresma y Jesús nos sigue revelando, de forma más clara si cabe, sus intenciones. Hoy el Evangelio nos habla de un Dios que no juzga para condenar, sino que viene a salvar. Todavía hay muchas personas que creen que Dios es un ser severo y enfadado, siempre dispuesto a castigar, reprochar y amenazar. Jesús nos dice con palabras y, sobre todo con su vida, que eso no es la verdad de Dios. ¿Te acuerdas del segundo mandamiento? «No tomar el nombre de Dios en vano». Cada vez que nombramos a Dios para castigar, maltratar, humillar o hacer sufrir a alguien, estamos tomando su nombre en vano, un nombre que solo se debe usar para curar, ayudar, salvar y amar.

Reflexión de «Rezando voy» para este día.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s