Melodías que acercan a Dios (02/20): «La bendición-Unidos»

Artículo publicado en revista RIE de febrero de 2021

Dios quiere bendecirnos

Tenía una canción de esas que me gustan a mí, un auténtico temazo de finales de los años 70 que, además, cada día me parecía más apropiado para nuestra sección. Pero he cambiado de idea al ver, en el portal de Internet «CatholicLink» un artículo sobre otra canción. Se trata de un tema –otro más– interpretado por bastantes artistas diversos con el fin de recaudar fondos para proyectos humanitarios. Hasta aquí algo estupendo, pero nada nuevo, ya hemos visto otros parecidos. ¿Qué tiene este de original? Enseguida os lo desvelo.

Me refiero a «La bendición–Unidos», que se estrenó el pasado 10 de diciembre, y no me habría enterado de no ser por lo que leí ¡ayer mismo! La iniciativa es de Vitae, «una organización internacional que difunde valores a través de las artes, los medios de comunicación social y la industria del entretenimiento». Ha contado con dos organizaciones de ayuda humanitaria: Cáritas y World Vision y se han sumado «22 artistas de diferentes países de Iberoamérica». Aquí os copio la lista de intérpretes, sé que todos son muy conocidos (aunque temo que para mí solo algunos): Alex Campos, Alkilados, Ángel López, Bernardo Espadas, Camilú, Charlie Zaa, Danny Frank, Gabriel Coronel, Jimmy Yunes, Lola Ponce, Lorelei Taron, Manuel Wirzt, Marcos Llunas, María Fernanda Alvo Díaz, Martín Valverde, Michelle Rodríguez, Migueli, Patricia Sosa, Pitingo, Rodrigo Tapari, Romano y Twin Melody.

Tengo que decir que musicalmente no me entusiasma. El acompañamiento parece que podría valer para cualquier cosa, todo revuelto y con una reverberación que pretende hacerlo épico. La melodía principal tampoco destaca… pero es cantable ya que invita a unirse. El conjunto está lo suficientemente bien para que luzcan las voces, que es lo realmente importante y por lo que supera con mucho esas deficiencias.

Unidos
La iniciativa me parece genial, pero aún queda lo más original: esas dos organizaciones que van a recibir los fondos que se recauden son cristianas… pero una católica y otra –al menos en su origen– evangélica. ¡Qué oportuno para la Semana de oración por la unidad de los cristianos! (que celebramos todos los años del 18 al 25 de enero. De hecho, cuando escribo estas líneas estamos aún en mitad de la misma). Además, el título de la canción lleva la palabra «Unidos». Qué alegría poder unirnos para cantar, rezar, y tratar de conseguir ayuda para quienes lo pasan peor.

Hablando de Dios y de bendición
Más sorprendente todavía es la letra ¡Comienza «Dios te guarde…»! ¿Entonces es una canción religiosa? ¡Sí, pero para el público general! No pretende ser canción «de Misa» ni solo para oración, sino que es para que lo escuche el mundo entero, cuantos más mejor. ¿No es genial?

La letra está basada en bendiciones de la Biblia, empezando por la que encontramos en Números 6,24-26 y que seguramente os suene de haberlo oído en Misa el primer día del año: «El Señor te bendiga y te proteja, ilumine su rostro sobre ti y te conceda su favor. El Señor te muestre su rostro y te conceda la paz», pero se notan ecos de otras partes de la Escritura: «Dios te guarde y bendiga, que extienda su amor y te muestre favor. Dios te mire con agrado y te dé paz. Amén

Que te cubra con su gracia hasta mil generaciones: tu familia, y tus hijos y los hijos de tus hijos. Su presencia te acompañe donde quiera que tú vayas, que te llene, te rodee. Va contigo, de mañana, y de noche en tu entrada y salida, en tu llanto y alegría, Él te ama».

Esta es la originalidad de esta canción: la bendición para todos, sin importar condición social, sexo, país de nacimiento, color de la piel, ni siquiera religión. Dios quiere bendecir a cada uno de sus hijos.

Mucho más que hablar
No creo que haya muchos que se atrevan a criticar un deseo tan positivo, pero para esos que puedan pensar –con razón– que «obras son amores y no buenas razones», ¡en esta canción ya están ofreciendo aquello que saben hacer para conseguir la ayuda! Otros, que están habituados a la ayuda en primera línea harán uso de lo que estos consigan. Además si bendecimos sinceramente, nuestras palabras nos deben implicar, Dios te va a guardar, te va a dar amor y paz… a través de alguien concreto, que puedo ser yo. ¡Qué maravilla ser colaboradores de Dios, portadores de su bendición, para unos de palabra, para otros de obra y para todos de deseo!

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s