NUEVA SECCIÓN: Cien por cien eucarísticas

Artículo publicado en revista RIE de enero de 2021.

Cumplimos años ¡y lo queremos compartir contigo!

Iniciamos hoy una serie de encuentros para compartir una historia de familia, pero no acaba todo aquí, nos encontraremos todos los meses en este espacio que llamaremos «100%Eucarísticas». Las hermanas Misioneras Eucarísticas de Nazaret cumpliremos un nuevo aniversario de fundación y, con gran alegría, te contamos que no se trata de un cumpleaños más, sino que se acerca nuestro primer centenario. ¡Cien años de vida!

Hagamos un poquito de historia. Todo comenzó un 3 de mayo del año 1921, en la ciudad de Málaga, al sur de España, una bonita ciudad portuaria a la orilla del Mar Mediterráneo, en lo que se conoce como Costa del Sol. Es una ciudad muy antigua, ha sido fundada por los fenicios en el siglo VIII antes de Cristo. Si por curiosidad has ido a buscar un mapa, seguro que ya la has encontrado.

La belleza de lo pequeño
Estamos recordando los inicios de una familia y todo empezó siendo muy pequeño. Pues todo lo que se prepara para nacer es pequeño, luego comienza a dar sus primeros pasos, crece en familia, rodeado de afecto, hasta que se lanza a caminar solo. Así, tal cual, fue nuestra fundación.

Las Misioneras Eucarísticas de Nazaret nacimos como una pequeña familia. Comenzamos a dar nuestros primeros pasos con un grupo muy pequeño de jóvenes que venían de Valencia y en Málaga iniciaron la vida en comunidad, junto con otro grupo de andaluzas, en un apartamento en la calle Marqués de Valdecañas. Jesús las había llamado a seguirle y a anunciar a todos su gran amor entregado en la Eucaristía. Podemos decir que estas jóvenes escucharon muy bien las palabras del Evangelio: «Dejándolo todo, lo siguieron» (Lc 5,11), y con gran amor a Jesús las hicieron realidad.

En estos primeros pasos de la nueva fundación las acompañaba con mucho afecto alguien muy especial: san Manuel González García. También estaba su hermana, María Antonia González García (ellos son nuestros fundadores), y Mª Concepción González de Luna, sobrina de ambos. Para saber más sobre san Manuel y María Antonia dedicaremos un encuentro especial.

Pensemos ahora en los inicios de esta familia que se iba formando. Este primer grupito compartía los momentos de oración, las comidas, los trabajos de la casa y, sobre todo, el amor a Jesús Eucaristía, que salían a anunciar a todos en las parroquias de la ciudad y de los pueblos.

¿Sabes una cosa? Todo esto fue una idea de Jesús, es Él quien llamó a estas primeras hermanas y sigue llamando también hoy a seguirle, a compartir su vida, a anunciar a todos su presencia en la Eucaristía.

Posiblemente tú conozcas a alguna Misionera Eucarística de Nazaret, porque eres miembro de la RIE, o porque has asistido a algún campamento o…

Preparándonos para la gran fiesta
En la preparación de nuestro primer centenario damos gracias al Señor por la historia de un «sí» multiplicado por 100. Mira, hagamos cuentas… Comenzamos con el «sí» de Jesús que tuvo la iniciativa de formar una familia para anunciar su Presencia, el «sí» de san Manuel González que aceptó acompañar esta obra que se iba formando, el «sí» de las primeras jóvenes que haciendo un largo viaje entregaron su vida a Jesús y el «sí» de todas y cada una de las hermanas que a lo largo de este siglo han ido dando vida a esta familia.

¡No tengas ninguna duda! Con un «sí» a Dios puede nacer una gran historia. Y este «sí» es el motivo de nuestra acción de gracias en nuestro cumpleaños número 100.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s