Tu Palabra me da vida (22 de noviembre, Jesucristo, Rey del Universo)

Artículo publicado en revista RIE de noviembre de 2020.

Mateo 25,31-46: Se sentará en el trono de su gloria y separará a unos de otros

El Evangelio de este domingo puede resultar muy duro y causarnos un poco de susto, pero Jesús nunca quiere asustarnos, así que esos sentimientos hay que rechazarlos cuando nos surgen respecto de Jesús. A mí me parece que lo que el Señor pretende es que nos enteremos de que todas las personas que nos rodean son enviados suyos a nuestra vida, nos muestran la cercanía de Dios con nosotros y, por eso, cada vez que le hacemos bien a alguien es como si se lo hiciéramos al mismo Dios. Y al contrario también, es una cosa muy seria ir lastimando o despreciando a los demás, pues todos somos hijos muy amados de Dios y a ningún padre le gusta que maltraten a sus hijos.

Reflexión de «Rezando voy» para este día.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s