Cita con Jesús Eucaristía (09/20)

Artículo publicado en revista RIE de septiembre de 2020

¡No estás solo!

Piensa en alguna cosa que se te dé bien. Quizás algún deporte, la música, las manualidades… Para llegar a hacerlo bien, has tenido que aprender, has necesitado ayuda para que te enseñen. Quizás has tenido que escuchar a otros que sabían mucho más, has tenido que leer, o incluso estudiar…Puede que aún sigas perfeccionándote en tu afición favorita, pero seguro que ahora, por ti solo, puedes hacer muchas cosas en las que antes necesitabas ayuda.

Te necesito
Jesús, aquí estoy, necesito tu ayuda,
quiero aprender a buscarte y recibirte en la Eucaristía.
Necesito encontrarme contigo, sé que estás aquí,
que me escuchas y me hablas.
Tú eres Pan que alimenta y da vida.
Gracias por invitarnos cada domingo a la fiesta de la Misa,
porque juntos, en comunidad,
nos alimentamos con tu Presencia viva.
Gracias por pensar en nosotros, por venir a nuestro encuentro,
por darnos la alegría de poder recibirte
para crecer en la fe, la esperanza y el amor a los demás.
Ayúdame Jesús, que cada Eucaristía me dé fuerza para seguirte.

El ejemplo de tu afición favorita puede ayudarte a entender que, en las pequeñas cosas de cada día, no tienes por qué sentirte solo. Cuando nacemos, necesitamos ayuda para absolutamente todo, pero poco a poco vamos logrando hacer cosas por nosotros mismos: comer, caminar, etc. A medida que nos vamos haciendo más mayores, somos capaces de hacer más cosas. Y nos sentimos contentos por eso.

Tiene que ser así, y es algo muy bueno, porque vamos preparándonos para aportar nuestro granito de arena, es decir, para ayudar allí donde estemos. Pero corremos el riesgo de olvidarnos de que todo lo que hemos llegado a hacer y a saber es gracias a la ayuda de los demás. Podemos llegar a creernos que siempre tenemos que hacer las cosas por nuestras propias fuerzas, sin que se nos ocurra contar con los otros, pedir ayuda. Entonces, cuando todo nos sale bien, nos sentimos muy contentos, pero cuando nos sale mal, o nos sentimos perdidos porque no sabemos muy bien cómo hacerlo, podemos llegar a estar tristes y enfadados y pensar que no somos capaces de hacer las cosas.

Un ejemplo
Cuando alguien está aprendiendo algún instrumento, el profesor le va haciendo tocar canciones adaptadas a lo que sabe esa persona. A medida que esa persona sepa más cosas, le entregará una partitura más larga y con más detalles. Esto hace que el aprendiz se sienta contento de ser capaz de tocar canciones más complejas, y quizás se animaría a buscar, por su cuenta, las partituras de las canciones que le gustan.

Puede que le salgan bien y se alegre, pero también puede que le salgan mal y piense que es porque no se le da bien ese instrumento. Pero puede pasar que no sea capaz de tocar bien la canción porque haya algo en la partitura que aún no ha practicado y necesite ayuda de su profesor.

Jesús siempre está contigo
En nuestra relación con Jesús, puede llegar a pasarnos algo parecido. Poco a poco hemos ido aprendiendo cosas sobre Él. Gracias a nuestros catequistas podemos saber dónde vivió, los milagros que hizo, las parábolas que contó. Sabemos que Él quiere ser nuestro amigo y que poco a poco nos va enseñando a vivir como Él. Pero en el día a día nos puede pasar que queramos hacer las cosas y tomar las decisiones por nosotros mismos, sin contar con Él. Por ejemplo: podemos buscar por nosotros mismos qué respuesta queremos dar a nuestros amigos o nuestros padres, en qué queremos gastar nuestro tiempo, con quién nos apetece estar y con quién no. Como hemos dicho, cuando decidimos sin contar con Jesús, habrá veces que creeremos que nos ha salido bien, pero otras veces podemos sentirnos perdidos.

Para que no se nos olvide lo importante que es Jesús para nosotros y todo lo que nos puede ayudar y enseñar, es importante la oración. Al igual que queremos encontrarnos siempre que podamos con nuestros amigos, la oración es la manera de encontrarnos con Jesús.

Te necesito
Vamos a fijarnos en la oración de la página 9 del RIE-Oracional (te recuerdo que lo puedes conseguir escribiendo a rie@uner.org). Tiene mucho que ver con lo que estamos hablando. Jesús está con nosotros, y de manera especial está en la Eucaristía. Él nos está esperando y quiere darnos lo que necesitamos: fortaleza, consuelo, compañía, serenidad; en definitiva, quiere que sepamos que Él nos quiere tal y como somos y tal y como estamos: si contentos, contentos; si inseguros, si tristes o enfadados. Él nos quiere así.

Jesús quiere entrar en nuestra vida para transformarla, para acompañarnos en cada paso del camino, tanto el paso fácil como el difícil. Pero ya sabes que Él no lo hace si no le damos permiso. En esta oración le decimos a Jesús: «Necesito tu ayuda, quiero aprender a buscarte y recibirte en la Eucaristía, necesito encontrarme contigo…». Reconocemos que contando con Él, todo es diferente, todo se hace un poco más sencillo.

También le damos gracias, y en la FER (Familia Eucarística Reparadora) lo hacemos especialmente, por ser «Pan que alimenta y da vida», porque es el alimento de nuestro corazón, porque sale a nuestro encuentro y nos hace crecer y dar lo mejor de nosotros mismos. También le pedimos que cada Eucaristía nos ayude a seguirle, porque sabemos que junto a Él, todo es mucho mejor.

No te canses de repetirlo
Te invito a tener esta oración a mano. Quizás puedes escribirla con tu color favorito, en un papel bonito y ponerla en algún lugar visible de tu habitación, o llevarla siempre contigo. Así, cuando la veas, te acordarás de rezarla, y recordarás que, pidiendo ayuda a Jesús cada día, te parecerás un poco más a Él, irás amando cada vez mejor a los demás y saldrás ganando.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s