Melodías que acercan a Dios (01/20): Motivos

Artículo publicado en revista RIE de enero de 2020

Cada cual tiene sus motivos

Hace unos años apareció en esta sección una canción de Abel Pintos. Hoy te traemos esta otra titulada «Motivos». Una canción dedicada sin duda a una persona muy especial en la vida del compositor. Sin embargo, la poesía nos deja volar un poco la imaginación y podemos leerla desde diferentes perspectivas.

El tema comienza básicamente con la guitarra marcando un ritmo pegadizo. Enseguida entra un punteo de charango, instrumento típico del folklore andino, que le da mucho colorido de fondo y que permanecerá durante el resto de la canción, alternando punteo y rasguido. Pocos versos más adelante se incorpora un bajo que hará de sostén y se suma alguna guitarra. Después entran también algunas voces que hacen un pequeño coro. Me gustó mucho un vídeo de un concierto en vivo que puedes encontrar en YouTube.

Motivos para vivir
Aunque sólo se menciona en los primeros versos, el título de la canción nos da la clave para interpretar toda la letra. La canción nace para decirle a alguien que resulta tan importante como para dar sentido y motivos para vivir. Literalmente dice que quiere explicarle “lo esencial de tu existencia para mí”. Esto me hizo pensar en tantas personas que realmente son importantes en nuestra vida, que en muchos momentos nos han ayudado a encontrar sentido a lo que vivimos, o nos han enseñado a descubrir los motivos por los que vale la pena vivir. Creo que esta primera parte de la canción nos puede plantear dos preguntas: ¿qué motivos tienes tú para vivir? y ¿cuáles son esas personas importantes sin las cuales tu vida no sería la misma?

Y si avanzamos en la letra descubrimos que son esas personas las que muchas veces nos alientan para avanzar, nos dan seguridad. Esas personas de las que nos fiamos plenamente. Con ellas nos atrevemos a realizar aún aquello que nos parece más difícil. Con ellas no nos importa mucho dónde vayamos, estamos dispuestos a acompañarlas donde sea, nos alcanza saber que van con nosotros.

Pero aún hay más
Sí, aún hay más. Porque algunos versos de la letra podemos sentir que alguien nos los dedica a nosotros cuando dice: «Cuando quieras caminar, no me importa dónde vas, quiero ser tu acompañante». Sí, hay muchas personas que quieren nuestro bien y que quieren acompañarnos en el camino, sea cual sea el atajo que tomemos. Hay personas en nuestra vida que se hacen buenos acompañantes, que nos escuchan, que nos dan algún consejo, que nos hacen crecer, que nos ayudan a sacar lo mejor de nosotros.

Y esta imagen nos da pie a pensar en Dios. Porque Él es el primero que se hace compañero de camino. Él es el primero que quiere ser nuestro acompañante. Es más, Él va con nosotros siempre, sean cuales sean nuestros caminos, nuestros motivos. Si sabemos descubrirlo nos daremos cuenta que está ahí y nos susurra al oído: «cuando quieras caminar, no me importa dónde vas, quiero ser tu acompañante».

Pero todavía podemos leer la canción desde otra perspectiva. Vuelve a escucharla imaginando que eres tú el que se la canta a Dios. ¡Es fantástico! ¡Ahora la letra calza a la perfección! «Confío más en vos que en todo lo que pueda imaginar». A Jesús podemos decirle con toda razón que con Él vamos sin mirar atrás porque estamos seguros que seguirle es la mejor garantía de la felicidad. A Él, sin dudarlo ni un poquito, le decimos que no nos importa dónde vaya o dónde nos lleve. Solo nos importa que esté con nosotros. Entonces estamos seguros y confiados. ¡Él sí que es esencial para nosotros! ¡Él es un gran motivo para vivir!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s