Tu Palabra me da vida (domingo 10 de noviembre: XXXI domingo del Tiempo Ordinario)

Artículo publicado en revista RIE de octubre de 2019.

Lucas 20, 27-38

«Se acercaron entonces unos saduceos, los que niegan la resurrección, y le preguntaron: –Maestro, Moisés nos ordenó que si un hombre casado muere sin hijos, su hermano se case con la viuda, para dar descendencia al hermano difunto. Pues bien, eran siete hermanos. El primero se casó y murió sin dejar hijos. Lo mismo el segundo y el tercero se casaron con ella; igual los siete, que murieron sin dejar hijos. Después murió la mujer. Cuando resuciten, ¿de quién será esposa la mujer? Porque los siete fueron maridos suyos. Jesús les respondió: –Los que viven en este mundo toman marido o mujer. Pero los que sean dignos de la vida futura y de la resurrección de la muerte no tomarán marido ni mujer; porque ya no pueden morir y son como ángeles; y, habiendo resucitado, son hijos de Dios. Y que los muertos resucitan lo indica también Moisés, en lo de la zarza, cuando llama al Señor Dios de Abrahán y Dios de Isaac y Dios de Jacob. No es Dios de muertos, sino de vivos, porque para él todos viven».

Una vez escuché a un sacerdote decir que «en el cielo solo nos acompañaran las personas que verdaderamente hayamos amado». Tal vez, si esos hombres que se acercaron a Jesús le hubieran preguntado ¿qué haremos, cuando nos muramos, en el cielo? Él hubiera podido responder: ser felices para siempre con los que amamos y disfrutar de una vida que no conoce el final, ni el dolor, ni la separación.

Reflexión de “Rezando voy” para este día.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s