Tu Palabra me da vida (domingo 4 de agosto: XVIII domingo del Tiempo Ordinario)

Artículo publicado en revista RIE de junio-agosto de 2019.

Lucas 12, 13-21: ¿De quién será lo que has preparado?

Uno de la gente dijo: —Maestro, di a mi hermano que reparta la herencia conmigo. Jesús le respondió: —Amigo, ¿quién me ha nombrado juez o árbitro entre vosotros? Y les dijo: —¡Atención! ¡Guardaos de cualquier codicia, que, por más rico que uno sea, la vida no depende de los bienes! Y les propuso una parábola: —Las tierras de un hombre dieron una gran cosecha. Él se dijo: ¿qué haré, que no tengo dónde guardar toda la cosecha? Y dijo: Haré lo siguiente: derribaré los graneros y construiré otros mayores en los cuales meteré mi trigo y mis bienes. Después me diré: Querido, tienes acumulados muchos bienes para muchos años; descansa, come, bebe y disfruta. Pero Dios le dijo: ¡Necio, esta noche te reclamarán la vida! Lo que has preparado, ¿para quién será? Así le pasa al que acumula tesoros para sí y no es rico a los ojos de Dios.

La parábola de hoy, es una llamada a la sensatez, a mirar las cosas con realismo y a pensar en qué quisiéramos ser el último día de nuestra vida. Jesús nos advierte que no son las cosas materiales las que nos hacen grandes ante Dios, sino el amor y el bien que hacemos a los demás. Eso es lo único que va a contar el día que nos presentemos ante Dios.

Reflexión de “Rezando voy” para este día.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s