Cita con Jesús Eucaristía (06/19)

Artículo publicado en revista RIE de junio-agosto de 2019

Lo que quieres de verdad

Después del frío del invierno, cuando comienza a lucir el sol, ya todos comenzamos a soñar con el verano. En medio de los trabajos y exámenes, esperamos con ilusión el fin de curso y lo que eso significa: tiempo libre, descanso, un buen chapuzón… En vacaciones, a veces, nos da tiempo hasta de aburrirnos y no saber muy bien qué hacer.

Ama, y haz lo que quieras
Ama, y haz lo que quieras
Si callas, calla por amor;
si hablas, habla por amor;
si corriges, corrige por amor;
si perdonas, perdona por amor;
que esté en ti la raíz del amor,
porque de esta raíz
no puede salir nada
que no sea el bien.
San Agustín

En esta ocasión nos acompaña una oración del RIEoracional escrita por san Agustín. Él encontró la clave para dar sentido a todo lo que hacía, para elegir lo que hacer en cada momento. Antes de comentar la oración, vamos a ver quién fue este gran santo.

Corazón inquieto
Cuando san Agustín era un chico como tú, solo buscaba pasarlo bien, no pensaba en el valor que podía llegar a tener su vida. Su madre, santa Mónica, le había hablado de Jesús, pero a él no le llamaba mucho la atención. A medida que fue haciéndose mayor sentía que, a pesar de que había conseguido todo lo que él quería, en su interior todavía había un vacío que no lograba llenar. Comenzó a buscar entre las diferentes filosofías y creencias de su tiempo, pero nada llegaba a convencerlo.

En una ocasión se puso a leer la Biblia, y en sus palabras descubrió que solo Jesús podía llenar ese vacío que él sentía. Descubrió cuánto le quería Jesús, a pesar de que él no siempre había hecho las cosas bien. Este amor sin reservas cambió por completo su vida, su manera de actuar y de ver a los demás.

Ama y…
Ahora que tenemos una idea sobre la vida de san Agustín, podemos comprender un poco mejor la oración. Llama la atención la primera frase, que seguro que te suena, porque a mucha gente le gusta: «ama, y haz lo que quieras». Estas palabras, que parecen tan sencillas, tienen un significado muy profundo. Por ejemplo: ¿tienes claro en qué consiste amar? A todos nos gusta sentirnos queridos, y nos encontramos bien cuando queremos a los demás. Pero el amor del que nos habla san Agustín, que es el mismo que nos regala Jesús, no es un amor que dura un rato: no es solo para cuando tengo fuerzas, para cuando me apetece, no es un amor solo para la familia o los amigos con los que me siento más a gusto. Es un amor que dura siempre y que es para todos. Así, como te quiere Jesús: todos los días, hagas lo que hagas, te acuerdes de Él o le dejes de lado.

La frase siguiente, «haz lo que quieras», nos gusta mucho a todos, porque en el fondo es lo que nos gustaría escuchar de los demás. Muchas veces queremos hacer cosas diferentes a lo que nos piden nuestros padres, nuestros profes, los catequistas,…Si algún día ellos nos dijeran «haz lo que quieras», nos pondríamos súper contentos y manos a la obra. Pero seguro que también tienes la experiencia de que, haciendo lo que quieres, lo que te apetece, así, sin más, las cosas no siempre terminan bien. Porque nos equivocamos, porque a veces actuamos de manera egoísta, sin tener en cuenta a los demás, sin acordarnos de las palabras de Jesús. Por eso, ante esta frase, es importante que te preguntes: ¿pero qué es lo que quiero de verdad?

Para poder hacer lo que de verdad queremos, lo que de verdad llena nuestro vacío interior, falta la primera parte: «ama». Y san Agustín, en su vida, esto lo aprendió muy bien. Lo que de verdad queremos todos es dar sentido a nuestra vida, vivir en plenitud, ayudar a los demás, comprenderlos, perdonarlos… Aunque no sea tan fácil y muchas veces nos cueste, en el fondo, eso es lo que nos da paz.

La raíz del amor
A partir de esta frase, san Agustín nos da algunos ejemplos: callar, hablar, corregir, perdonar… Nos invita a que en todo esté la raíz del amor, pero no un amor cualquiera, sino el amor de Jesús, que no es egoísta, sino que se preocupa por el bien de los demás. Y los que somos miembros de la Familia Eucarística Reparadora sabemos muy bien que este amor se hace presente, de manera especial, en la Eucaristía. La oración termina de la siguiente manera: «de esta raíz no puede salir nada que no sea el bien». Es decir, si el amor de Jesús está en nuestro corazón, cada vez que hagamos algo, lo haremos buscando el bien de los demás, y no nuestro propio interés. Entonces en nuestro corazón encontraremos la paz, incluso en los momentos más difíciles, cuando nos entendamos con nuestros amigos, o nuestros padres nos pidan algo que se nos hace cuesta arriba. El amor nos ayudará a vivir con paciencia, con la confianza de que, si de verdad buscamos el bien de los demás, seremos capaces de superar los malentendidos.

El amor con mayúscula nos enseñará a emplear bien nuestro tiempo, a disfrutar de todo lo que hacemos, pero contando siempre con los demás. Cuando descubrimos cuánto nos quiere Jesús, nace en nosotros el deseo de querer así a los demás, en especial a los que más lo necesitan (como por ejemplo un niño que está solo, un amigo que necesita que le escuchemos, un abuelo que nos espera, nuestros padres que se sienten cansados).

¿Y tú?
¿Te has preguntado qué quieres de verdad? ¿Has descubierto cuánto te quiere Jesús? ¿Tienes experiencia de la alegría que se siente cuando dejas de lado tus intereses porque sabes que es más importante cuidar a tu familia, a tus amigos, a los que tienes alrededor?

Te invito a que en estos meses, en tus ratos de descanso y en tus visitas a Jesús, pienses en estas preguntas, y leas la oración de san Agustín con calma. Seguro que Jesús Eucaristía tiene muchas cosas que decirte y, sobre todo, quiere que descubras que te ama como no te lo imaginas. ¡Que disfrutes junto a Jesús!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s