Junto a san Manuel (06/19)

Artículo publicado en revista RIE de junio-agosto de 2019

¡Estad alegres! En el Sagrario tenemos el regalo más grande

¡Hola a todos! Somos Miguel Moreno y Miguel Ángel, ambos seminaristas en el seminario conciliar de Madrid, en España. Ya estamos en tercer año, con lo cual, aún nos faltan otros tantos para nuestra ordenación como sacerdotes.


Yo, Miguel Ángel, tengo 37 años, nací en Madrid y vengo de una familia pequeña, solo tengo una hermana. Mi padre falleció cuando tenía yo 12 años y mi madre es la que se ha encargado de sacarnos a mi hermana y a mí adelante.

Dios me llamó así
El relato de mi vocación sería largo de poner aquí, pero me gustaría contaros que tras varios años de andar perdido, hubo algo que me llamó la atención en la JMJ de Madrid. Yo no pude acudir a la vigilia de oración que se organizó, pero cuando vi el vídeo resumen de las jornadas me impactó el momento de la presencia real de Jesús ante más de un millón y medio de personas, las cuales seguían allí, de rodillas, después de una tremenda tormenta. Es a partir de aquí que comienzo a tener un trato especial con Jesús Eucaristía. Luego vinieron más encuentros con el Señor que me hicieron plantear un cambio de vida y decidir entrar al seminario.

Yo, Miguel Moreno, soy el mayor de cuatro hermanos y nací en Madrid hace ya 21 años. Entré al seminario con 18 años, justo al acabar el colegio, porque gracias a la fe que me transmitieron mis padres, el colegio, la catequesis… pude, un día, encontrarme con Jesús, presente en la Eucaristía y ver cómo me ama. Eso me llegó tan al corazón que sentí ese deseo, puesto por Dios, de entregarle mi vida. Me fié de Él y aquí estoy. Así que mi familia, que antes era solo de seis, ha pasado a ser casi de cien, porque en el seminario estamos viviendo unos 80 seminaristas ¡Sí, nos sabemos el nombre de todos! Y, al contrario de lo que mucha gente piensa, nos lo pasamos muy bien. Somos muy diferentes entre nosotros, pero a todos nos une una misma cosa: que Jesús nos ha llamado para ir con Él y ser sacerdotes.

San Manuel en nuestro camino
Miguel Ángel: Conocí a san Manuel por medio de D. Ángel Luis Miralles, párroco de la Colegiata de San Isidro. Cuando llegó en el año 2012 cedió una reliquia de san Manuel a la Hermandad de la Macarena de Madrid, a la cual pertenezco. Desde entonces la reliquia está a los pies de la imagen de la Virgen. San Manuel es sevillano, al igual que santa Ángela de la Cruz, a quien también tengo devoción. Conociendo la vida de ambos me enteré que ella fundó en Huelva un convento cuando san Manuel era arcipreste de San Pedro. Sevilla es una de las ciudades de España que más me gusta. Es por todo esto que comencé a conocer más sobre la vida de san Manuel.

Una declaración de amor
Lo que más me impactó de su vida es su amor a la Eucaristía. Para todo católico tiene que ser lo más importante y san Manuel nos lo demostró con el trato que tuvo hacia ella. La misma frase que eligió para su tumba es toda una declaración de amor a Jesús. Es un gran santo que nos indica dónde podemos encontrarnos con Dios. Además por su propia imagen, las fotografías o esculturas que he visto me hacen pensar que san Manuel tuvo que ser un hombre muy simpático, con el cual no te podías aburrir.

Miguel: Yo lo conocí cuando iba a ser canonizado. Me sorprendió mucho su figura, por el amor que tiene a Jesús Eucaristía. En eso me veo un poco identificado con él (y me gustaría cada día imitarle más). Además en el seminario, está el padre Miguel Ángel Arribas, que nos habla a veces de él, y nos regala la revista El Granito de Arena. Los ya sacerdotes Álvaro y Daniel, de Palencia, también tuvieron su papel en mi descubrimiento de san Manuel.

Un enchufado en el cielo
Miguel Ángel: Me encomiendo mucho a san Manuel. De hecho tengo una reliquia ósea suya que me regalaron. En momentos bajos he acudido a él para que interceda por mí. Alguien que amó tanto a Jesús tiene que tener enchufe, por eso es bueno encomendarse a los santos. Además, los jueves en el seminario tenemos adoración eucarística a primera hora de la mañana y en varias ocasiones hemos cogido textos de san Manuel para poder meditar y rezar con ellos.

Pienso que él nos invita a no dejar de lado a los pobres y necesitados. Hoy más que nunca, pobres de espíritu y necesitados del amor de Cristo. Este amor de Cristo, donde lo encontramos es en la Eucaristía. Se entregó por nosotros y se quedó en la Eucaristía para que podamos acudir a Él. Así, tampoco estarían solos los Sagrarios como ocurre hoy en día y ocurrió en la época de san Manuel.

Lo mejor que tenemos, la Eucaristía
Miguel: Gracias a que Jesús está en la Eucaristía, he podido ver cómo me ama. Gracias a la Eucaristía he escuchado, en lo más hondo de mi corazón, la llamada a seguirle. Es lo mejor que tenemos, lo tenemos en el Sagrario ¡todos los días! Saber que, pase lo que pase, Jesús está ahí, es un consuelo. Además, si estamos llamados a ser curas es porque nos ha llamado Él, que está ahí. Y los cristianos nos reunimos en torno a Él. En torno a Jesús, ¡que vive!

En la Eucaristía me encuentro todos los días -¡qué maravilla!- con Jesús, mi amigo, el que me ha llamado, mi Señor, mi Dios. Igual que estamos con aquellos que nos quieren (nuestros padres, abuelos, amigos…) y disfrutamos, así nos pasa con Jesús. Aunque a veces no sepa qué decirle, estoy con Él, que me ama. Y eso es lo mejor. ¡Qué suerte tenemos de poder encontrarnos siempre que lo necesitemos con nuestro mejor Amigo!

Para finalizar, nos gustaría deciros que queráis mucho a Jesús. Ya sabéis donde encontrarle siempre: en el Sagrario de la parroquia, del colegio, de cualquier iglesia. Nunca dejéis de confiar en Él, porque es el mejor amigo que podemos tener. Es el más fiel, que nunca nos abandona. No tengáis miedo si Jesús os pide seguirle como nos lo pidió a nosotros. Y, sobre todo, vivid la fe con alegría, como dice san Pablo: «Estad siempre alegres en el Señor. Os lo repito, ¡estad alegres!» Que vuestra alegría la conozcan todos, y que así sepan que Jesús ha resucitado.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s