Hazlo tú también (06/19). Molinete

Artículo publicado en revista RIE de junio-agosto de 2019

¡Preparen, apunten y a divertirse!

El día de Pentecostés descendió sobre los discípulos de Jesús el Espíritu Santo, que irrumpió en la habitación como un fuerte viento y se posó sobre ellos como lenguas de fuego. El viento, como el Espíritu Santo, “sopla donde quiere”. Es impredecible y le gusta hacer muchas travesuras… igual que a nosotros. Por eso hoy te proponemos hacer un molinete, para que mientras juegas a atrapar el viento recuerdes que el Espíritu de Dios, aunque no lo veas, está siempre contigo, te cuida y te guía.

Necesitas

  • Cartulina de color
  • Papel de color o estampado
  • Un sorbete o brocheta
  • Un alfiler con cabeza
  • Dos cuentas para enhebrar
  • Pegamento en barra
  • Pinza y cinta adhesiva
  • Goma de borrar
  • Regla, lápiz y tijera

Recorta un cuadrado de cartulina de 15 cm de lado. A su vez, recorta otro cuadrado del mismo tamaño en el papel estampado. Únelos con el pegamento en barra. Dibuja suavemente con lápiz las diagonales y marca el centro del cuadrado.

Desde el centro y hacia cada esquina mide 3 cm y haz una marca. Después, recorta la línea que va desde la esquina hasta la marca. Haz lo mismo en las 4 esquinas.

Te han quedado 8 puntas. Deberás tomar 4 de ellas alternandolas (una sí, una no) y pégalas en el centro.

Aparte, recorta un círculo de cartulina de 1,5 cm de diámetro. Atraviesa con el alfiler el centro del círculo y el centro del molinete. Te puedes ayudar usando la goma de borrar como almohadilla.

Perfora también el sorbete y, antes de unirlo al molinete atraviesa las cuentas en el alfiler, esto permitirá que el molino gire con más libertad. Dobla con una pinza la parte del alfiler que sobresale y con un trozo de cinta únelo al sorbete.

¡Tu molinete está listo y ya puedes salir a jugar con él! Puedes llevarlo en la mano mientras corres y ver cómo el aire lo hace girar, soplarlo o colocarlo cerca de una ventana para que cuando el viento entre lo mueva. ¡Que lo disfrutes!

Para audaces
Si te animas y las geometrías no te asustan puedes hacer el molinete de viento a partir de un pentágono o un hexágono, siguiendo los mismos pasos que señalamos antes.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s