Junto a san Manuel (05/19)

Artículo publicado en revista RIE de mayo de 2019

Siempre de la mano de Jesús Eucaristía

¡Hola a todos! Mi nombre es Norma del Cisne Merino Aguirre, tengo 53 años y soy de Loja, Ecuador. Desde hace muchos años vivo en España, concretamente en Zaragoza. Aquí formo parte de la comunidad de San Juan de los Panetes, Iglesia que cuidan las hermanas Misioneras Eucarísticas de Nazaret. Soy catequista y colaboro en todo lo que puedo.


En mi familia somos 11 hermanos, siete mujeres y cuatro varones. La mayoría de ellos viven en Ecuador, al igual que mi madre. Yo soy maestra de educación primaria, aunque no he ejercido. Entre mis hobbies, me gustaría contaros que me gusta mucho leer, escuchar música, viajar, pintar, divertirme y jugar baloncesto.

A pesar de todo… él no huyó
Conocí a san Manuel González a través de la hermana Mª Áurea Arévalo, Misionera Eucarística, que fue superiora de la comunidad de Zaragoza hasta el pasado curso. Yo iba todas las tardes a la Iglesia a rezar Vísperas con las hermanas y recuerdo que ella nos comentó que iban a canonizar al fundador de su congregación y que, por eso, se haría un concurso acerca de su vida y trayectoria, para lo cual nos entregaron un libro a todo el grupo que estaba allí reunido. Yo me interesé mucho, leí su biografía y algún otro libro suyo.

He tenido la dicha de poder participar de su canonización. Fuimos un grupo muy grande de Zaragoza y verdaderamente fueron días muy emocionantes, de alegría, de amistad, de crecimiento. ¡Un viaje inolvidable! Lo que más me impactó de la vida de san Manuel es que a pesar de cómo encontró el Sagrario, a pesar de las piedras que le tiraron en Huelva… no huyó. Recuerdo que yo le comenté a la hermana que si a mí me hubiese pasado lo mismo, seguramente me hubiera marchado del lugar. Él, sin embargo, supo permanecer por amor a Jesús y a los hermanos.

Una nueva familia
La verdad es que rezo mucho a san Manuel, hablo con él, le digo que ya que está tan cerca de Dios que interceda por mí, que no me deje sin su ayuda. El regalo más grande que me ha concedido es conocer a las hermanas, descubrir su generosidad, su nobleza. Para mí son mi segunda familia. Es mucho el tiempo que comparto con ellas y, a su lado, cada vez conozco más y más acerca de san Manuel y su amor a la Eucaristía. Siempre pido al Señor que las bendiga y proteja hoy y siempre.

Me siento parte de la Familia Eucarística fundada por san Manuel, estoy muy cerca de los niños de la RIE y del grupo JER, participo de las actividades de la UNER y tengo una muy buena experiencia. Además de hacer amistades nuevas, me he enriquecido mucho porque he aprendido cosas nuevas, se han resuelto inquietudes que tenía, estoy cerca de la Eucaristía.

Mi amistad con Jesús Eucaristía es muy buena, lo visito a diario si el tiempo me lo permite. Siempre me ha gustado visitarle, hablarle, muchas veces estando con Él me digo a mi misma que debo quererle aún más, no solo por todo lo que me da, sino más que nada porque es mi hermano y amigo, y me acepta como soy.
Finalmente, me gustaría deciros que nunca os soltéis de la mano de Jesús Eucaristía, a pesar de los obstáculos que pueden aparecer en el camino. ¡Solo Él nos da la paz, el bienestar, la alegría!

Anuncios

Un comentario sobre “Junto a san Manuel (05/19)

  1. He llegado a sentir el camino de esa amistad hermanada que narraste, como propia de modo tal que será un concepto confiable a seguir por siempre por qué ese es el camino.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s