Tu Palabra me da vida (domingo 12 de mayo: Domingo IV de Pascua)

Artículo publicado en revista RIE de abril de 2019.

Juan 10,27-30

«Mis ovejas escuchan mi voz, yo las conozco y ellas me siguen; yo les doy vida eterna y jamás perecerán, y nadie las arrancará de mi mano. Mi Padre que me las ha dado es más que todos y nadie puede arrancar nada de las manos de mi Padre. El Padre y yo somos uno».

Jesús es el Buen Pastor que cuida a sus ovejas, las conoce, las guía, está dispuesto a sacrificarse por ellas y, de hecho, se sacrifica. Es verdad que hay situaciones muy dolorosas que nos superan, que superan las fuerzas que tenemos y parece que nos derrumban para siempre. Los cristianos, es decir, los que seguimos a Jesús, tenemos una ventaja muy grande, porque sabemos que en las dificultades, sean cuales sean, nos acompaña el Señor Jesús, el Buen Pastor. Él nos anima a transformarnos nosotros, a su vez, en buenos pastores para los demás, es decir, a ser cuidadosos del prójimo, a querer y ayudar a que la vida le vaya bien a los que tenemos cerca. Esta semana te propongo algo muy interesante y necesario: convertirte en buen pastor para los demás.

Reflexión de “Rezando voy” para este día.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s