Tu Palabra me da vida (domingo 7 de abril: V de Cuaresma)

Artículo publicado en revista RIE de marzo de 2019.

Juan 8, 1-11

“Jesús se dirigió al monte de los Olivos. Por la mañana volvió al templo. Todo el mundo acudía a él y, sentado, los instruía. Los letrados y fariseos le presentaron una mujer sorprendida en adulterio, la colocaron en el centro, y le dijeron: –Maestro, esta mujer ha sido sorprendida en flagrante adulterio. La ley de Moisés ordena que dichas mujeres sean apedreadas; tú, ¿qué dices? –decían esto para ponerlo a prueba, y tener de qué acusarlo. Jesús se agachó y con el dedo se puso a escribir en el suelo. Como insistían en sus preguntas, se incorporó y les dijo: –Quién de vosotros esté sin pecado tire la primera piedra. De nuevo se agachó y seguía escribiendo en el suelo. Los oyentes se fueron retirando uno a uno, empezando por los más ancianos hasta el último. Jesús quedó solo con la mujer, que permanecía allí de pie en el centro. Jesús se incorporó y le dijo: –Mujer, ¿dónde están? ¿Nadie te ha condenado? Ella contestó: –Nadie, señor. Jesús le dijo: –Tampoco yo te condeno. Ve y en adelante no peques más”.

La situación de este domingo nos puede confundir, podemos pensar que a Jesús le da igual lo que ha hecho la mujer y no es así. A Jesús no le da igual lo que hagamos ninguno de nosotros, porque en nuestros comportamientos, en las decisiones que tomamos, en la vida que construimos cada día, nos jugamos la posibilidad de ser felices. Nadie es feliz haciendo lo que está mal, aunque le guste el mal que hace. Por eso, Jesús perdona y le dice a la mujer que en adelante no peque más. Y las personas que la acusaban, también reciben una enseñanza del Maestro: nadie de los presentes está limpio, todos, quién más quién menos, han fallado. Esa mujer representa a las personas que juzgamos por hacer el mal de forma evidente, pero todos somos como los hombres de las piedras. A todos, Jesús nos invita a desechar las piedras que queríamos tirar y abrir el corazón para acoger, entender y perdonar la miseria de los demás.

Reflexión de “Rezando voy” para este día.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s