Junto a san Manuel (12/18)

Artículo publicado en revista RIE de diciembre de 2018

Conocer a san Manuel

¡Hola a todos! Soy Sara Zamora, de Jaén, tengo 22 años y estudio Matemática en la Universidad de Granada. Mi familia está compuesta por mis padres, mis dos hermanas y yo, las tres formamos parte de la Familia Eucarística Reparadora.

Vivimos en un pueblo de Jaén que se llama Arjona, sin embargo, durante el curso yo vivo en Granada, por los estudios. Allí participo en un grupo de jóvenes que está inserto en una parroquia, pero que lo llevan profesores de la universidad. En Jaén estuve bastante tiempo en el grupo de la JER que se reúne en la casa de las hermanas, preparando la Jornada Mundial de la Juventud (la JMJ) de Cracovia.

Conocer a san Manuel
A san Manuel lo descubrí en los campamentos de la RIE. He leído algunos fragmentos de sus escritos, sobre todo en una convivencia que tuvimos en Fuerte del Rey hace unos años con la hermana María Cecilia y algunos monitores. Allí estuvimos trabajando su figura, de cara a que en ese momento ya se sabía que lo iban a canonizar. Al final, yo no pude participar en la canonización por temas de exámenes, pero me iban contando todo por whatsapp y recibí algunas fotos. Fue una alegría inmensa e indescriptible.

¡Quiero imitarlo!
Lo que más me llama la atención de don Manuel es la manera como hacía las cosas, su fijarse en los más pobres e intentar ayudarles. Como cuando era obispo de Málaga, que iba con todo hacia adelante, era un hombre muy optimista, emprendía muchos proyectos y ¡siempre para adelante!
En relación a los campamentos, los conocí después de mi primera comunión, en el año 2006, por medio de un muchacho de la parroquia de la Santa Cruz que tenía contacto con las hermanas. A raíz de su invitación, comenzamos a participar mi hermana y yo, que en ese momento tenía 10 años. Con el tiempo me enganché mucho y seguí, tanto es así, que ahora voy a la convi RIE como monitora desde hace cinco años, es una experiencia super chula.
Lo que más sufro de ser monitora, es el sueño (¡eso de acostarme a las 4 de la mañana para levantarme a las 8 no va conmigo!), pero por lo demás, me lo paso bomba. Disfrutamos mucho organizando el campamento, los temas, las oraciones, en las reuniones de monitores por la noche, cuando compartimos anécdotas del día o de otros años. Nos reímos y aprendemos.

Disfrutar de los campamentos
Cuando participaba como niña me gustaba todo, la historia de los personajes, los ratos de oración. Me servía mucho la experiencia en general, y aún hoy me sirve en mi relación con Jesús durante el año.
Me gustaría decirles a todos los amigos RIE que se animen a participar de los campamentos, las convivencias, de las distintas actividades, tanto los niños como los jóvenes, todos podemos ayudar y es super chulo. Por eso, no importa la edad que tengas ni tus capacidades. ¡Seguro que puedes poner tus talentos al servicio de los demás!

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s