Imágenes de santidad (11/18)

Artículo publicado en revista RIE de noviembre de 2018

24 hs. de entrega

¿Te imaginas a tu profesor de matemáticas trabajando las 24 horas del día? ¿O al vendedor del kiosco? ¿O a la conductora del autobús? Sería imposible, ¿verdad? Pues…¿sabes qué? Hoy san Manuel nos dice que el sacerdote tiene que serlo de día y de noche. ¿Cómo es posible? ¡Sigue leyendo y sabrás cómo!

Observa la imagen. ¿Quiénes aparecen? ¿Por qué están tan contentos? ¿Qué cosas ves? ¿Qué significan el reloj, el sol, la luna…? En la imagen vemos a un sacerdote muy contento, encima de un reloj, con un pan en una mano y la Biblia en otro. Al fondo se ve la ciudad y a san Manuel mirando satisfecho al sacerdote, y encima el sol y la luna. Con esta imagen, Fano quiere hacernos ver que, cuando Jesús llama a alguien a ser sacerdote, le pide que lo sea en todo momento y con todo lo que es; no solo en la parroquia, o celebrando la Eucaristía, o dando catequesis… sino en todo lo que hace: cuando se levanta, cuando pasea por la calle, cuando habla con los vecinos… Es sacerdote todo el día porque durante las 24 horas está junto a Jesús y procura vivir como Él le pide.

Ser cristiano en todo momento
San Manuel quería mucho a los sacerdotes y trabajó para que fueran verdaderos discípulos de Jesús, por eso dirige a ellos esta frase: «Que el sacerdote no tiene horas de sacerdocio como el empleado las tiene de oficio, es sacerdote de día y de noche…».
Pero, si lo piensas bien, es una frase que puede dirigirse a todo cristiano, es decir, a todas las personas que queremos a Jesús y queremos seguirle, ya seamos mayores, jóvenes o niños, casados, solteros, consagrados, sacerdotes… Jesús nos pide a todos que seamos cristianos de día y de noche, en todo lo que hacemos.
¿Y eso cómo se hace? Pues viviendo los valores y actitudes que nos enseñó Jesús: la generosidad, la alegría, el perdón, la comprensión,…¡seguro que se te ocurren muchas cosas más! En definitiva, lo que Jesús nos pide es que amemos a todos los que nos rodean, y para el amor no hay horarios, es posible trabajar en el amor las 24 horas del día y, como dice san Juan de la Cruz, «El alma que anda en amor, ni cansa ni se cansa». El amor que ofrecemos a los demás no viene de nosotros mismos sino que nos lo regala Jesús, por eso quien ama de verdad nunca se cansa de amar.

El secreto para conseguirlo
Jesús nos ofrece oportunidades concretas para dejarnos llenar por este amor suyo. Seguro que ya se te ha pasado por la cabeza alguna manera de recibir a Jesús y dejarte llenar por Él…¡la Eucaristía! Es la mejor prueba de amor que Jesús nos ha dejado y, sin duda, cuando te acercas a ella, participando en Misa y visitando a Jesús en el Sagrario, te llenas de energía para ser cristiano las 24 horas del día.

Te toca a ti
Te invito a que pruebes a amar las 24 horas del día y luego pensar en cómo te sientes…y si en algún momento te equivocas, ¡no hay problema! Jesús Eucaristía te está esperando para que vayas a Él y recargues tus energías, y en la confesión Él te regalará su perdón y te ayudará a empezar de nuevo. Seguro que te sorprenderá mucho realizar esta prueba. Más que cansancio sentirás una gran alegría. ¡Anímate, es una aventura de la que no te arrepentirás!

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s