Tu Palabra me da vida (domingo 21 de octubre. XXIX del Tiempo Ordinario)

Artículo publicado en revista RIE de octubre de 2018.

Marcos 10,35-45

Se le acercaron los hijos de Zebedeo, Santiago y Juan, y le dijeron: —Maestro, queremos que nos concedas lo que te vamos a pedir. Les preguntó: —¿Qué queréis [de mí]? Le respondieron: —Concédenos sentarnos en tu gloria uno a tu derecha y otro a tu izquierda. Jesús replicó: —No sabéis lo que pedís. ¿Sois capaces de beber la copa que yo he de beber o bautizaros con el bautismo que yo voy a recibir? Ellos respondieron: —Podemos. Jesús les dijo: —La copa que yo voy a beber también la beberéis vosotros, el bautismo que yo voy a recibir también lo recibiréis vosotros; pero sentaros a mi derecha y a mi izquierda no me toca a mí concederlo, sino que es para quienes está reservado. Cuando los otros lo oyeron, se enfadaron con Santiago y Juan. Pero Jesús los llamó y les dijo: —Sabéis que entre los paganos los que son tenidos por gobernantes tienen sometidos a los súbditos y los poderosos imponen su autoridad. No será así entre vosotros; más bien, quien entre vosotros quiera llegar a ser grande que se haga vuestro servidor; y quien quiera ser el primero que se haga esclavo de todos. Pues este Hombre no vino a ser servido, sino a servir y a dar su vida como rescate por todos.

Este es uno de los episodios de la vida de Jesús con los discípulos que seguro lo ponían al borde de perder la paciencia, pues parece que ellos no entendían nada del mensaje del Maestro. En verdad, las cosas no han cambiado mucho, los cristianos seguimos sin entender casi nada. Hoy te propongo que te tomes en serio una frase del Evangelio: el que quiera ser grande entre vosotros, que sea vuestro servidor. La lógica del Evangelio es otra totalmente diferente de la que estamos acostumbrados. Por lo general, preferimos que nos sirvan, que nos feliciten, que nos reconozcan, que nos valoren, etc. La mirada de Dios sobre sus hijos tiene diferente perspectiva, desde arriba, por eso ve mejor a los que están debajo sirviendo a sus hermanos.

Reflexión de “Rezando voy” para este día.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s