Misa para decir “sí” (10/18)

Artículo publicado en revista RIE de octubre de 2018

El que canta reza dos veces

Queridos amigos RIE: Nos volvemos a encontrar aquí en nuestra cita de todos los meses. Esta vez para hablar sobre el canto durante la Misa. ¿Os habéis dado cuenta que durante la Misa se canta?

Como habéis ido a Misa muchísimas veces me diréis que sí. Pero darse cuenta que, y repito, durante la Misa se canta va mucho más allá de saber que hay momentos de música, porque quien sabe que se canta es que ha entendido porqué existen estos momentos y porqué nuestra participación es tan importante. Pues sí, amigos, durante la misa “se canta”. Esto implica que también es necesaria nuestra participación; y más adelante veremos de qué manera participamos.

El canto se expresa de diferentes maneras y está delimitado por las acciones y los gestos que realizamos. En algunas ocasiones canta solo el sacerdote que celebra, otras veces solo el coro y en otros momentos cantamos todos formando un solo coro.

¿Os habéis preguntado por qué esto es así? Porque el canto durante la celebración de la Eucaristía es importante, es parte constitutiva de la misma, es esencial. Por lo tanto, ocupa un lugar privilegiado.

No es algo que se ha agregado porque sí o porque es bonito y relajante, o porque hay que rellenar los espacios de silencios. En este nuevo encuentro trataremos de aprender juntos porqué el canto en la liturgia es importante, y porqué cada uno de los fieles en particular debe participar. Antes que nada quisiera presentar tres términos que usaré de ahora en adelante: celebración, liturgia y música litúrgica.

Celebración
Esta palabra ya la hemos usado muchas veces en nuestras citas mensuales, pero tratar de definirla sería importante para llegar a comprender un poquito más lo que significa. Viene del latín celebratio, la acción de celebrar (festejar, conmemorar, alabar, reverenciar, realizar una reunión o acto). Puede ser una fiesta, un acto u otro tipo de evento festivo. Su objetivo es recordarnos o conmemorar algún acontecimiento especial: cumpleaños, algún aniversario, una inauguración. En ámbito religioso también se usa este término.

Liturgia
La palabra liturgia viene del griego: leitos (del pueblo) y ergon (acción). Es una acción que realiza la Iglesia que se dirige a Dios y busca solo llegar a Él. Por esto la liturgia es parte esencial en la vida de la Iglesia. La participación en la liturgia, especialmente en la Eucaristía, nos une al corazón de Jesús, nos da fuerzas para amar, nos hace desear la vida eterna y nos une a la Iglesia del cielo, a la Virgen María y a todos los santos. Todos los cristianos, niños, jóvenes y adultos, somos depositarios de este sagrado don que nos dejó Jesús, en memoria suya. En una acción litúrgica entran en juego cuatro componentes que lo llena todo: el acontecimiento que motiva la celebración (evocado por la Palabra de Dios), la asamblea celebrante (la Iglesia, la asamblea que realiza la acción), la acción ritual (respuesta a la Palabra de Dios a través del canto y la oración: Plegaria Eucarística) y el clima festivo (lugar, tiempo, signos y símbolos).

Música litúrgica
Y, por último, pero no menos importante, tenemos la música litúrgica: es la música que se utiliza para las celebraciones litúrgicas, por ejemplo las que escuchamos en Misa, en el rezo de laudes o de vísperas, o en un matrimonio o bautizo.

Es una música estrictamente vinculada al ritual litúrgico y, por lo tanto, cada canción está relacionada a un momento particular dentro de la liturgia o a una función litúrgica específica.

Una entrevista especial
Teniendo claro estos tres puntos podemos empezar a comprender un poco mejor de qué estamos hablando. Y para esto, hoy tenemos un invitado especial que nos guiará en esta tarea: Gennaro Becchimanzi, un sacerdote franciscano, italiano, de Nápoles.

También es profesor de canto y música para la sagrada liturgia. Le hemos hecho dos preguntas para ayudarnos a comprender un poco más este tema del canto en la liturgia, más especialmente en la celebración de la Eucaristía:

Primera pregunta: importancia

¿Por qué es importante el canto en la liturgia? El canto es importante en la liturgia porque no podemos dar gracias a Dios por todos los beneficios que nos concede solamente con palabras. Lo hacemos a través del canto, que es una palabra más elevada.

Segunda pregunta: la participación
¿Por qué nuestra participación es importante? Primero que nada explico qué se entiende por participación: significa escuchar la Palabra de Dios (y “conservarla” en la memoria) y comulgar. A veces confundimos participación con “hacer algo”. Sin embargo se refiere a estar atentos con la cabeza y con el corazón, es una acción que implica todo nuestro ser. La participación es importante porque es esencial para la vida cristiana, porque la liturgia es el lugar donde recibes la Palabra y el Cuerpo de Cristo.En cambio, el hecho de “hacer algo” no es necesario, ya que puede darse que no prestes ningún servicio durante la celebración. Y está celebrando.

Seguramente todo esto os ha servido de mucho, sobre todo a poner en una misma sintonía nuestro canto y nuestro corazón durante la celebración de la Eucaristía. No todo se acaba aquí, ¡seguiremos profundizando!

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s