Junto a san Manuel (06/18)

Artículo publicado en revista RIE de junio-agosto de 2018

Quiero estar siempre cerca de Dios

¡Hola a todos! Mi nombre es Eulalia Janice Cruz Zapana, soy de Puno, Perú. Tengo 30 años, soy Técnica en farmacia y actualmente vivo en Lima. Varios años viví en la residencia para estudiantes de las hermanas Misioneras Eucarísticas de Nazaret que está en la capital peruana. Mi hobby es hacer dulces. Me apasiona, hago de todo. Estudié repostería en una escuela nocturna y llegué a graduarme. En las prácticas hacía cosas y les llevaba a las hermanas y a las chicas de la residencia. Encontrar a las hermanas fue para mí una bendición de Dios.


Cuando llegué a Lima, yo no sabía a dónde ir y alquilé una habitación, pero me resultaba muy costoso, además yo venía de provincia y no conocía nada allí. En el trabajo que tenía ganaba muy poco dinero y todo se me iba en alquiler, por eso me dije: “Si me quedo aquí no podré tener nada, tengo que buscar otro lugar para vivir, para poder estudiar y ayudar a mi familia”.
Así fue, empecé a buscar otro sitio. Después de casi dos meses de búsqueda, por fin, entré en una tienda y una señora me dijo que había unas hermanas que en su casa acogían a las personas que venían de la provincia y que no tenían familia en Lima.
Allí me fui. Me recibió la hermana Mª Áurea y le pregunté si podía quedarme allí, ella me hizo pasar y después de hablar un rato, me llevó a la capilla. En ese momento, yo estaba bastante alejada de Dios, lloraba mucho, me sentía molesta con Él por cosas dolorosas que había vivido. Sin embargo, desde aquella vez no he vuelto a alejarme de Él.
He aprendido mucho de las hermanas. Siempre que llegaba de trabajar la hermana me esperaba y me preguntaba cómo me había ido, que tal había pasado el día. La recuerdo con mucho cariño.
Conocí a san Manuel por medio de la hermana Mª Áurea. Yo tengo un hermano que está mal, está enfermo. Cuando era pequeño comenzó con dolores y después se quedó postrado en cama, dependía totalmente de mi mamá. Eso era un dolor muy grande para mí, yo no sabía qué hacer, en mi familia somos muy pobres y yo quería ayudar a mi madre. La hermana me habló de san Manuel y me dijo que le pidiera de todo corazón, que él me iba a dar lo que necesitaba, que él sabía lo que yo estaba pasando. Después me llevó a la capilla y me mostró su imagen, me dijo: “Mira, se llama igual que tu hermano, Manuel”. Yo le pedí y allí comenzó todo, esto era de Dios.
Conseguí un trabajo en el que me pagaban más y pude ayudar a mi hermano. Él comenzó su tratamiento y, gracias a Dios, ahora va con muletas y retomó la escuela. Yo pude seguir estudiando y, a la vez, ayudando a mi familia. Desde ahí, siempre le pido a don Manuel, yo sé que me escucha, sabe lo que hay en mi corazón, está conmigo.

San Manuel está conmigo
Cuando me enteré que lo iban a canonizar, supe que tenía que ir a Roma pasara lo que pasara, tenía mucho que agradecerle.
Junto con Ruth, otra chica de la residencia, hicimos de todo para poder viajar. Todos los domingos vendíamos cosas de repostería en la parroquia para juntar dinero. Cuando llegó el momento del viaje, nos pasaron muchas cosas, incluso perdimos el vuelo, casi no llegamos a Roma, sin embargo, Dios no nos dejó, vimos en cada cosa su mano providente. Todo el tiempo pedíamos ayuda a don Manuel y él no se hizo esperar.

Un sueño cumplido
Estar en Roma fue muy emocionante, un sueño cumplido. Estar allí me hacía decir: “Dios existe”. Me llenó de emoción ver al papa, escuchar proclamar santo a don Manuel; yo tenía experiencia de su santidad, él me había ayudado. Aprendí que no tenía que alejarme nunca de Dios, aunque me costaran las cosas que me pasan, Él está conmigo, soy yo la que me alejo. Dios existe, trato de explicarlo y no sé cómo, yo lo sé. Él está con nosotros.
Mi mensaje para todos es que no hay que alejarse de Dios, Él siempre nos escucha, está en nuestros corazones. Tenemos que ir siempre a Él, ser agradecidos y llevar a otros para que crean en Él, para que no se alejen. ¡Lo necesitamos!

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s