Tu Palabra me da vida (domingo 13 de mayo, Ascensión del Señor)

Artículo publicado en revista RIE de abril de 2018.

Juan 20, 19-31

Jesús dijo a sus apóstoles: «Id al mundo entero y proclamad el Evangelio a toda la creación. El que crea y sea bautizado se salvará; el que no crea será condenado. A los que crean, les acompañarán estos signos: echarán demonios en mi nombre, hablarán lenguas nuevas, cogerán serpientes en sus manos y, si beben un veneno mortal, no les hará daño. Impondrán las manos a los enfermos, y quedarán sanos». Después de hablarles, el Señor Jesús fue llevado al cielo y se sentó a la derecha de Dios. Ellos se fueron a predicar por todas partes, y el Señor cooperaba confirmando la palabra con las señales que los acompañaban.

Jesús mandó a sus discípulos a predicar al mundo entero el Evangelio y hoy nos manda a nosotros que también somos sus discípulos. Deja toda la misión en nuestras manos. Para Jesús su misión, la misión que el Padre le había encomendado, era lo más importante y en ella se dejó la piel. Literalmente. Lo más importante para Él lo deja en nuestras manos porque nosotros también somos lo más importante, sus amigos, de los que espera fidelidad, valentía, creatividad y testimonio. ¿No te aprece increíble? ¡Dios confía en cada uno de nosotros más que nosotros mismos! ¿Te animas a contarle al mundo entero la Buena Noticia de Jesús de Nazaret vivo en la Eucaristía?

Reflexión de “Rezando voy” para este día.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s